¿Recompensar o esperar lo mejor?

En muchas ocasiones cuando estamos navegando por Internet, nos encontramos con que para acceder a ciertos contenidos nos piden a cambio nuestros datos de contacto. El objetivo es claro: generar una base de datos para a continuación tratar de venderte algo. Una estrategia totalmente lícita. Pero, ¿qué problemas tiene esta estrategia de ?

Estrategia de recompensa
Estrategia de recompensa
  • Alto porcentaje de rechazo: Nuestra primera impresión, es que si los contenidos son tan buenos todos aquellos que están interesados rellenarán los datos para poder consultarlos.Pues bien, la realidad es que muchos de ellos no lo hacen. El riesgo de ser bombardeados con emails comerciales les hace pensárselo dos veces.
  • Posible decepción: El usuario llega a estos contenidos con las expectativas muy altas. En las páginas previas le han asegurado que la información va a ser muy útil y además le han pedido sus datos de contacto (piensa: “si me piden los datos, será porque el contenido debe ser buenísimo”). ¿Qué ocurre si los contenidos no cumplen con esas expectativas? ¿Qué creéis que pensará el usuario?
    – Me han “engañado” = mala imagen para nuestra empresa.
    – Ahora mismo me doy de baja = no conseguimos el objetivo de crear una base de datos.
    – Voy a recomendar a mis amigos que no visiten esta página = menor tráfico y peor imagen.
  • Efecto negativo sobre el SEO: Los contenidos que están detrás de un proceso de registro no son indexados por Google. Con lo que, además, hacemos que nuestro mejor material, nuestro mayor valor no hable bien de nosotros (no se indexe en Google, los usuarios no lo compartan, no se generen post/comentarios, etc…).

¿Cómo podemos evitar estos problemas? ¡Dando primero los contenidos y pidiendo que se registren después!

Estrategia de reciprocidad
Estrategia de

Esta estrategia de reciprocidad, al contrario de lo que parece, hace que el porcentaje de usuarios que dejan sus datos se duplique. Así lo demuestran estudios realizados a este respecto.

De una forma resumida, el principio de reciprocidad se basa en que quien da a cambio de nada, recibe mucho más a cambio (esto me recuerda al post de la semana pasada “Ser útil, ser humilde y compartir” sobre el libro ‘Trust Agents‘ de Chris Brogan). Es el mismo principio, si das sin esperar nada a cambio generas empatía, un ligero sentimiento de estar “en deuda”,… todo esto hace que tu inclinación a dejar tus datos o a comprar un producto sea mayor.

Así que la reciprocidad:

  • Aumenta el porcentaje de personas que dejan sus datos.
  • Ayuda a disminuir la posible decepción.
  • Facilita que tus contenidos se den a conocer.
  • Hace que mejore tu posicionamiento natural en buscadores.

¿Suena bien verdad? ¿Por qué no lo probamos?

Si consideras este post interesante “Twittealo” por favor.

 

sobre suscripción por emailrss_web

More from Tristán Elósegui

¿Qué es y para qué sirve un dashboard?

Ya he insistido varias veces en este blog, sobre el papel de...
Leer más

4 Comentarios

  • Buenas Tristán gran post.
    🙂

    Me gusta lo que expones. A mi personalmente hay otra manera que me gusta más (aunque creo que es más difícil) y es no pedir todos los datos a la vez. Es ir pidiendo datos en función de lo que se quiera hacer y dependiendo de la sesión, así no hay que pasar un rato largo rellenando formularios.

    Un saludo

    pd: estoy repesando mi reader que estoy pelado con él y por eso he tardado tanto en leer y comentar.

  • Hola Dani,

    Si esa es una técnica adicional que se utiliza para cuestionarios muy largos. Se piden los datos de forma faseada, en momentos que tenga sentido, y en ocasiones se incentivan con pequeñas promociones.

    un saludo,

    Tristán

  • Sí, yo he implementado lo de los formularios “a cachos” en más de un proyecto. Pero en general y en el tipo de proyectos en los que suelo participar veo más positivo dar primero los contenidos y pedir el registro después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *