Innovar con un objetivo

Fosbury revolucionó el salto de altura
Fosbury revolucionó el salto de altura

Si analizamos los problemas que tienen las empresas a la hora de innovar, nos encontramos con dos corrientes enfrentadas: los que “innovan por innovar” y los que pretenden mejorar repitiendo los mismos procesos (sin innovar).

Innovar por innovar es tontería

Una de las formas más comunes de hacer crecer una empresa, de desarrollar una marca, etc. es investigar para dar con el concepto/producto que mejor se adapta/adelanta a las necesidades del consumidor. El resultado es que esta empresa lanza un producto innovador al mercado con la esperanza de cumplir una serie de .

En muchas ocasiones nos encontramos con empresas, que lanzan productos con este afán, pero cuando nos paramos a pensar en su utilidad, resulta que sirve para poco. Simplemente han “innovado por innovar”. El resultado es que el ciclo de vida del producto y su aportación a la empresa es similar a su utilidad,… ninguna (esto en el mejor de los casos, porque la mayoría de las veces suponen unas pérdidas económicas importantes).

¿Por qué ocurre esto? Normalmente estas empresas no tienen un plan estratégico y unos objetivos bien definidos, y si unas grandes necesidades de vender. Por este motivo hacen acciones a la “desesperada”.

Hasta aquí una conclusión clara: “innovar por innovar, es tontería”

Si haces las cosas de la misma manera obtendrás los mismos resultados

Por otro lado nos encontramos con empresas que repiten una y otra vez los procesos que llevan haciendo “toda la vida” y que no consiguen los resultados deseados. Cada vez son mejores en ese , pero los resultados siguen sin llegar. Esto ocurre porque se empeñan en repetir y optimizar, en lugar de innovar.

Los casos más evidentes los encontramos en industrias donde el modelo de negocio ha cambiado y las empresas se empeñan en mantenerlos, porque  son los que les han funcionado siempre.

Si vemos lo que está ocurriendo en el mundo de la música, cine, editorial, etc. se ve más claramente. Intentan hacer funcionar las cosas, como lo hacían antes de la aparición de Internet.

Internet ha supuesto un cambio de modelo para muchísimas industrias, pero sobre todo a aquellas que trabajan con productos digitalizables (música, películas, libros, etc.), que pretenden seguir sacando los altísimos márgenes de hace unos años, cuando sus productos estaban “atados” a lo “físico”. El resultado es que las ventas caen desde hace años. Lo único que sube son las pérdidas.

Innovar con un objetivo claro da resultado

Siguiendo con el ejemplo de la música vemos como muchos grupos empiezan a entender que su industria ha cambiado, y enfocan sus acciones comerciales más a la venta de entradas, que a la de discos y que además innovan en el tipo de acciones promocionales. Es decir, están innovando, se están adaptando al nuevo escenario (y nunca mejor dicho).

Como ejemplo de innovación en la promoción tenemos a OK Go (enlace a su canal de Youtube),  de venta de entradas + promoción innovadora a Black Eyed Peas y de promoción innovadora + crowdsourcing a Carlos Jean con su Plan B. Todos ellos han obtenido o están obteniendo resultados asombrosos.

Os dejo los vídeos más conocidos (además ¡así relajo un poco el tono del post!):

ARVE Error: id and provider shortcodes attributes are mandatory for old shortcodes. It is recommended to switch to new shortcodes that need only url

ARVE Error: id and provider shortcodes attributes are mandatory for old shortcodes. It is recommended to switch to new shortcodes that need only url

Y como ejemplo de innovación completa, tenemos el ejemplo de Andrew Bird. El cual introduce la innovación desde el primer momento (composición del tema, mezclas, etc.) y además usa una nueva forma de promoción (una charla de )

Conclusión final: si queremos obtener resultados diferentes, debemos hacer las coasas de forma diferente y con un objetivo claro.

¿En qué consiste innovar?

No quiero que con estos ejemplos tan espectaculares, os quedéis con que la innovación consiste en grandes cambios, o que sólo está al alcance de unos pocos.

Al contrario, creo que la innovación empieza por nosotros mismos, y la encontramos en los pequeños cambios en nuestra rutina diaria, que nos llevarán a grandes mejoras.

Pero entonces ¿Qué es innovar? Os dejo dos definiciones:

  • Innovar consiste en ver lo que todo el mundo ha visto, y pensar lo que nadie ha pensado.
  • Es la capacidad de generar nuevas ideas aplicables a los procesos de tu día a día, y que suponen una mejora en el resultado final.

Parafraseando a Neil Amstrong: un pequeño paso para tí, puede suponer un gran paso para tu vida

Etiquetas del texto
, , ,
More from Tristán Elósegui

¿Qué es y qué no es Social Media?

A continuación os dejo el décimo post dedicado al índice que temas...
Leer más

16 Comentarios

  • Tristán,

    Me gusta el post y el enfoque que le das, gracias y enhorabuena. Estamos un poco saturados de tanta “innovación”, parece que es lo único que vale y los “mortales” nos quedamos paralizados cuando nos piden que innovemos-innovemos-innovemos. Parece que tenemos que ser “Apple” con su iPad o su iPhone, y de esos hay muy pocos!
    Me gusta lo que dices: la innovación son pasos pequeños en el día a día y no enfocados exclusivamente al producto: se puede innovar en la gestión, en la operativa, en los planteamientos… Hay que bajar a la tierra el concepto para que no nos suene a algo tan ajeno y tan difícil, a la altura de unos pocos “talentosos”.
    Repito: me gusta, me gusta.
    Gracias
    Marta

  • Hola Tristán, me gustaría comentar unas reflexiones que hacía el presidente de Danone acerca de la Innovación en un artículo de la Vanguardia publicado el 25 de octubre de 2010.

    “Innovar es muy complicado, porque el porcentaje de éxito es muy bajo: el 50% de las novedades no duran más de un año y solamente el 2% de los productos se convierte en un éxito”, argumenta el presidente de Danone, que reconoce algunos fracasos recientes de la marca. Productos como Danaten, Esensis y Danao fueron retirados del mercado tras no superar los primeros meses en el lineal. “Para innovar tienes que equivocarte muchas veces; nosotros renovamos un 20% del catálogo cada años y los productos nuevos aportan
    un 26% del crecimiento de la marca”.

    Tu post me ha hecho recordar estas reflexiones de Danone que cuando las leí pensé en esta obsessión irracional que existe ahora en el mundo de los negocios para innovar a toda costa.

  • También me gustaría comentar el concepto de empreneduría, relacionado con lo que comentas en el apartado: “¿en que consiste innovar?”. Hay cierta tendencia a relacionar este concepto con la capacidad de crear nuevas empresas. Empreneduría también es cuestión de actitud, tener un objetivo y luchar para conseguirlo. No es necesario crear empresas para ser emprendedor. Se puede ser emprendedor, abriendo una nueva línea de negocio, aportando un pequeño cambio en la forma de trabajar, cambiando procesos para mejorar en eficiencia, etc… Empreneduría, como comentas arriba en el post, és cuestión de actitud personal y la podemos encontrar en los pequeños cambios de nuestra rutina diaria.

    Un saludo y un post muy intereseante.

  • Marta G, muchas gracias por tus comentarios!!
    Efectivamente la innovación y la emprendeduría están muy relacionadas, pero debemos saber diferenciar/definir que es cada cosa. Ni innovar tiene que estar ligado a novedades increibles, ni es emprendedor sólo el que crea empresas.

  • Poner como ejemplo de innovación a Carlos Jean por el Plan B no tiene pies ni cabeza. No deja de ser una acción comercial de una marca por meterse en las redes sociales contratando a una persona que debe “su éxito” en esas redes sociales por una iniciativa “desinteresada” a favor de los damnificados por un terremoto.

  • Hola Luis, ¿el plan b no te parece innovador? Creo que, sin entrar en tu opinión sobre Carlos Jean, solo con comparar esta acción con el resto de campañas y conceptos detrás de estas, ya se ve claramente la innovación.

  • @tristanelosegui

    Lo de OkGo fue brutal (innovador) en su primer vídeo, ahora ya se están quemando (innovar por innovar) y ni por asombro llegan a las cifras de antes. Lo de los Black Eyed Peas con “My Humps” fue todo un fenómeno social en YouTube al que le están sacando una rentabilidad ahora. A Andrew Bird no lo conozco. Ultimamente solo me ha sorprendido (creatividad aplicada al negocio) el dúo Keenan Cahill-50cent http://www.youtube.com/watch?v=Dwimc4cvUmQ

    Vale. No tengo buena opinión sobre CJ pero comparar elplanb.tv con OkGo o los Black Eyed Peas no tiene pies ni cabeza. No sé que datos manejas para incluirlo como ejemplo en tu artículo.

    Está de moda manejar términos como viral, social, etc. pero a ver quien es el valiente que aventura cual será el próximo fenómeno en la red. Y cuando digo fenómeno, refiriéndome a España, hablo de El Koala, Amo a Laura, el sillón de ZP.

    ¿El Plan B? Con gran parte de la “comunidad blogger” (incluido este) y los medios dándole mucha cancha, no le llega ni a la suela de los zapatos a cualquiera de esos ejemplos que has puesto.

  • Hola!
    Me gustaría reforzar tu post con otro ejemplo de innovación musical (y que conste que no me llevo comisión por hacerles publicidad, eh? ;)) El grupo Decallaos te regala su disco si te lo bajas desde su página, a cambio de que les indiques tu mail y les digas en que municipio vives, para que de ese modo, te avisen de cuando van a tocar cerca de tu casa. Me parece una iniciativa perfecta porque, si te gusta su música, puedes ir a verlos en directo. http://www.decallaos.com/mar/
    Saludos!

  • Totalmente de acuerdo! Me parece una iniciativa que rompe completamente con lo que se suele hacer en la industria de la música.
    Muchas gracias por la aportación!

  • Hola de nuevo Luis,
    He puesto elplanb.tv como ejemplo de innovación por dos motivos:
    – Porque es innovador! La forma de componer la música de forma colaborativa es nueva en España. Además de componer con las aportaciones de la gente, sirve de promoción. Me parece brillante.
    – Es verdad que esta iniciativa no ha tenido (al menos de momento) la repercusión que las mencionadas en el post, pero es un ejemplo cercano que nos puede servir de inspiración a todos. Es una forma de demostrar que la innovación no solo está en las grandes acciones famosas, sino también en nuestro entorno. En el post podrás ver otro ejemplo de innovación que ha dejado Bernardo.

  • Si innovas con un objetivo en el que se ha pensado mucho, vas a obtener ideas poco disruptivas.
    Hay que encontrar puntos originales dónde centrar la atención.
    Pueden ser focos específicos o areas generales de mejora. Ahí los mapas mentales ayudan.

  • Gracias por el comentario! No recuerdo como es la frase exactamente, pero una definición de innovación es ver algo diferente en cosas que todos vemos a diario. En este punto es donde veo que encajan perfectamente los mapas mentales que comentas.
    Para tener ideas disruptivas, creo que necesitamos momentos de inspiración+momentos de ruptura con la rutina diaria. no? Es en esos momentos cuando las ideas fluyen mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *