Copia de contenidos: ¿robo o favor?

copiar y pegar contenidos

La copia de es algo muy extendido dentro y fuera de Internet. Es algo muy común y que en función de cómo se haga y con qué objetivos, deberemos perseguir o facilitar.

No te preocupes no voy a hablar de descargas de música, películas, etc., estoy pensando en la publicación de copiados de otros blogs.

Todos tenemos claro que algo para revenderlo y no dar su parte al autor es ilegal y se debe perseguir. Pero ¿qué pasa cuando no hay un fin económico? (al menos no un beneficio económico directo).

Yo soy partidario de liberar el contenido. Creo que nos enriquece a todos. Esta es una de las maravillas de Internet y de este mundo 2.0 donde nos movemos.

Pero como en todo en la vida, existen unas normas mínimas que debemos cumplir para hacerlo correctamente.

A continuación comento las cinco principales formas de copiar post que me he encontrado:

Sin citar al autor = robar contenido

Creo que esta forma no admite mucha discusión o comentarios. Si copias un contenido y lo publicas en tu poniéndote como autor estas robando el contenido. Te estás atribuyendo la autoría de un contenido que no has escrito, para conseguir más tráfico, mejorar tu reputación, etc.

Citando (y linkando) al contenido original al final del post = cumplir con la norma “no escrita”

Existe una norma “no escrita” que dice que siempre que tomes contenido de otros debes citar y linkar a la fuente original.

Al citar al final del post, estás cumpliendo con los mínimos, pero en mi opinión no es la forma correcta, por dos motivos:

– La mayoría no llega a ver la cita:

Muchos usuarios leen el titular del post, y si les parece interesante escanean el contenido, y sólo si les gusta de verdad, lo leen con detenimiento (y si al terminar les sigue pareciendo interesante lo comparten en redes sociales).

Creo que sólo estos usuarios que leen el post con detenimiento, se dan cuenta de que el post es de otro blog/autor. Los que se quedan en el titular, o sólo escanean el contenido piensan que el contenido es del blog que están visitando.

Si el post es bueno o malo, los méritos o las collejas, se las debería llevar el autor, y no el blog que copia el contenido.

– Usuario que publica el post vs. autor del blog

En muchos blogs (no en todos) debajo del título aparece el nombre del usuario que ha publicado el post. En el 99% de los casos se sobrentiende que quien lo ha publicado, es el autor del post (al menos yo lo entiendo así).

Los usuarios que sólo leen el titular y escanean, como mucho, se quedan con el nombre de quien lo publicó, lo que añadiría mayor confusión.

Nota: para no extenderme con las diferentes combinaciones con/sin link, aclaro que al hablar de citar el contenido original me refiero sólo de aquellos que citan linkando a la fuente original.

Citar la fuente original al principio del post: la opción más adecuada (aunque se puede hacer mejor todavía).

Esta es la opción, que en mi opinión, debería ser el estándar.

En una línea antes de que empiece el post, citas al autor/blog que escribió el contenido, añades el link y a continuación pegas el texto.

Es algo que te lleva un minuto hacer, y además es una forma correcta de agradecérselo al autor (además le llegará un trackback y posiblemente algo de tráfico) y de atribuir el mérito/desmérito (en función de lo bueno o malo que sea) a su dueño. Además tú sigues aportando un contenido, que en principio es interesante, a tus lectores. Todos contentos.

Recomendación específica

Esto sólo ocurre en las ocasiones en las que el post ha gustado tanto al que lo va a “re-publicar” que además de citar y linkar al principio del post, escribe unas líneas en las que argumenta porque recomienda el post. Es como un retweet en Twitter, pero con más dedicación.

Esto da a entender a los lectores que lo publica en su blog, porque realmente le ha gustado mucho y quiere compartirlo con ellos.

Para el final dejo una de las que peor me parece:

Algo más que inspiración

Me refiero a los post en los que el “copiador” se ha tomado alguna molestia más, y para poder atribuirse la autoría, cambia un par de párrafos y lo publica como suyo.

Cambia los párrafos iniciales, añade alguna conclusión, deja el resto del contenido “tal cual” y lo publica. Me parece una de las peores formas, porque por decirlo de alguna manera “ha hecho trampa doble”. No sólo no ha citado a la fuente original, sino que trata de “borrar pistas” cambiando un par de párrafos.

 

Nota: he cambiado la imagen del post, porque no cumplía al 100% de los requerimientos para poder publicada. Supe de esos detalles gracias a un comentario en este post. En otra situación no lo hubiese cambiado, pero hablando de copiar contenidos y no cumplir al 100%, pues ¡no tenía mucho sentido! :-). ¡Muchas gracias por el aviso!

Etiquetas del texto
, , ,
More from Tristán Elósegui

Hablemos de SEM: entrevista a Susana Aparicio

1. ¿Qué es SEM y cuáles son sus principales ventajas? Search Engine...
Leer más

75 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *