Martes, julio 26, 2016
Blog de Marketing Online de Tristán Elósegui

El proceso de curación de contenidos

Consultar información de internet es como tratar de beber de una boca de incendios

Consultar información de internet es como tratar de beber de una boca de incendios

Llevo tiempo escribiendo sobre la “curación de contenidos” (2009, 2010) pues me parece una de las piezas fundamentales en el ecosistema 2.0. No voy a entrar en la definición, porque considero que es algo suficientemente conocido en el sector (definición de Rohit Bhargava de 2009), sino en el proceso de filtrado que debemos seguir para encontrar el de calidad.

En cierta medida, todos somos curadores de contenidos. A diario cuando leemos las noticias o nuestros blogs preferidos, nos encontramos con contenido interesante y nuestra reacción natural es compartirlo. Bien sea con un conocido al que sabemos que le puede interesar o bien en nuestras redes sociales.

La cantidad de contenidos disponible en Internet es totalmente inabarcable. Además el volumen de publicación de contenidos crece día a día. Es un reflejo de la evolución de internet y el motivo por el que en estos momentos el marketing de contenidos está tomando cada vez mayor importancia. Por estos motivos el papel del curador de contenidos aumenta su relevancia.

Los curadores de contenidos son una referencia para los usuarios y un objetivo para las empresas (son unos influencers clave para potenciar la difusión del contenido de la marca, y en cierto modo estas se deben convertir en curadores de contenidos relacionados con el movimiento de la marca).

Pero, ¿cuál es el proceso de curación/filtrado de contenidos?, ¿cómo podemos organizarnos si de verdad queremos potenciar las ventajas que nos aporta esta curación de contenidos.

El proceso de curacion de contenidos - tristanelosegui.com

El proceso de curación de contenidos

Tiene cinco fases fundamentales:

1. Fuentes de información:

Partimos del total de fuentes de información de nuestro área de interés. Por lo general, estas fuentes y el volumen de contenidos que generan no es gestionable. No somos capaces de procesar toda la información disponible.

2. Filtrado de contenidos:

El alto volumen de contenidos hace que las herramientas de filtrado sean básicas. Necesitamos hacer una selección de fuentes de información y analizar la calidad de sus contenidos.

En ocasiones nos interesará un solo un post y en otras el nivel de contenidos del blog nos impulsará a suscribirnos (por rss, email y/o redes sociales) para recibir todas las publicaciones.

En mi caso mis herramientas de filtrado de contenidos son:

  • Grupos: estoy suscrito a una serie de grupos temáticos principalmente en Linkedin, aunque puntualmente en Facebook. Estos grupos son tanto fuentes de información, como destino de mis publicaciones (tanto de mi blog, como de los post interesantes que voy encontrando).
  • Newsletters: a pesar de que en ciertos foros quieren desplazar al email a un segundo plano o incluso matarlo, las newsletters son una de las mejores herramientas de comunicación con los usuarios más fieles de nuestro blog y, por supuesto, una fantástica herramienta de filtrado de contenidos.
  • Listas de usuarios: en Twitter y Google+ tengo listas de usuarios de referencia que actúan de filtros de mi comunidad.
  • Rss: y finalmente el destino de los blogs que se han convertido en nuestra referencia y los que, por supuesto, son los que consultamos con mayor frecuencia.

3. Lectura:

Después de la etapa de organización, llega la parte más dura, la que requiere mayor disciplina: la lectura.
Para ello podemos usar lectores rss y email, como herramientas básicas. En mi caso uso dos herramientas fundamentales en mi día a día: Flipboard y Pocket.

  • Lectura inicial: Flipboard me permite agrupar en una misma herramienta rss, listas de Twitter y Google+, grupos de Facebook, destacados de Flipboard, Instagram,… las posibilidades son enormes.
    Hay contenido que leo en el momento (y si es interesante lo comparto directamente desde Flipboard) y otro que dejo para leer más tarde…
  • Lectura reposada y almacén de contenido interesante: para los post a los que quiero dedicar más tiempo o simplemente quiero guardar, utilizo Pocket (antes Read it Later).

Una vez leído el post, puedo borrarlo (para que no quede guardado en Pocket), marcarlo como leído (esto archiva el post) y/o difundirlo (tiene múltiples opciones para compartir contenidos).

flipboard tristanelosegui

4. Descubrimiento de contenidos y fuentes:

En la parte inferior del gráfico, podéis ver un proceso paralelo de descubrimiento de contenidos y fuentes, por medio de resúmenes.  Estos actúan como “descubridores” de contendidos, pues resumen lo más destacado de toda tu comunidad o un blog.

Algunos de estos resúmenes de redes sociales que uso son: email resumen de Twitter, paper.li, “lo que está de moda” de Google+ o Linkedin Today), newsletters de comunidades de blogs e incluso destacados de Flipboard.

5. Difusión:

Y por último nos queda difundir el contenido más interesante. Para ello uso las siguientes herramientas:

  • Buffer: una herramienta que me permite distribuir en el tiempo los contenidos que comparto. De esta manera evito saturar a mis followers con n contenidos seguidos en un corto espacio de tiempo (lo uso para Twitter y Linkedin) y optimizo el engagement que puedan generar.
  • Redes Sociales: en Facebook y Google+ publico de forma manual. Trato de seleccionar los contenidos más adecuados y  añadirles un comentario personal.
  • SocialBro: cómo herramienta de analítica y optimización de las horas de publicación (la combinación Buffer+SocialBro es perfecta), para Twitter.

Este es un proceso que se retroalimenta constantemente: encontramos nuevas fuentes/usuarios, perfeccionamos procesos, descubrimos herramientas,… la curación de contenidos requiere mucho trabajo, pero los beneficios para el que filtra los contenidos, como para los usuarios y/o las marcas son enormes.

¡Suscríbete a la newsletter!

Suscríbete a la newsletter para recibir los últimos artículos del blog




Te has suscrito correctamente! En breve te llegar un email para que confirmes tu direccin de correo electrnico

About The Author

Soy fundador y consultor de marketing online en Matridiana. Trabajo en Internet desde el año 1.999. En estos años he trabajado en empresas "cliente" como: Digital+, ING DIRECT, Vocento (abc.es) y en agencias como: Secuoyas, Click! Marketing y Ruiz Nicoli. En mi anterior trabajo fui VP of Strategy en iCrossing para España y Latinoamérica. Además doy clases y conferencias en diferentes centros (Kschool, ESDEN, WindUp entre otras) y eventos (ExpoMarketing Colombia, ecommerce day Chile, Mobile Evolution (IAB México), IAB Argentina y Perú), sobre marketing online, social media y analítica web. Soy co-autor de los libros: "Marketing Analytics: cómo definir y medir una estrategia digital", "El arte de Medir - Manual de Analítica Web", y de "Analítica web en una semana". Este blog ha sido premiado cada uno de los años desde su lanzamiento en 2009.

66 Comments

  1. Rui Coelho 08/07/2014 at 11:13

    Não trabalho directamente com esta matéria mas enquanto bibliotecário estou consciente que a quantidade gigantesca de informação proporcionada pela Web é um grande desafio também para a nossa profissão. Afinal gerir informação (encontrar, tratar e difundir) é desde sempre a nossa função. Este artigo de Tristán Elósegui é muito útil. Parabéns!

  2. Tristán Elósegui 08/07/2014 at 11:25

    Obrigado pelo comentário e, especialmente, por ter tempo para ler o post em espanhol (ESPERO tradução do Google é mais ou menos correto).

    Concordo totalmente com o seu comentário Rui!

Leave A Response

Blog de Marketing Online de Tristán Elósegui

¡Suscríbete a la newsletter!

Recibe en tu correo los últimos artículos del blog




You have Successfully Subscribed!