Internet ha cambiado. Adapta tu estrategia digital

evolucionDesde hace unos años estamos asistiendo a una profunda transformación de diversos sectores (cine, música, libros, viajes, etc. etc.), debido a la consolidación de y otros factores tan determinantes como la crisis económica mundial.

Sea por el factor que sea, son modelos que han dejado de funcionar. Vemos como estas industrias se intentan agarrar al modelo anterior:

  • Porque se niegan a perder los ingresos que esta les producía,
  • porque es muy difícil cambiar la forma de trabajar (la estructura, costes, etc.) de industrias tan grandes,
  • por miedo al siguiente modelo
  • o simplemente porque no saben cómo hacer evolucionar su industria (no digo que sea fácil).

Intentar hacer funcionar un modelo del pasado en el actual, es como tratar de ganar una carrera de coches a caballo

Por mucho que tengas el mejor caballo, que entrenes a diario, etc., los coches siempre te van a ganar.

Sólo unos pocos son capaces de aventurarse a mirar al y plantear escenarios posibles. Por poner dos ejemplos recientes, podemos hablar de las opiniones de Steven Spielberg y George Lucas sobre el futuro del cine o el más reciente discurso de Kevin Spacey sobre Netflix y como deberían gestionarse las series de televisión (el apuesta por dar el control a la audiencia, por darles lo que ellos quieren, no lo que quiere la industria).

Modelos online agotados

En internet le ha pasado algo similar, solo que en una cuarta parte del tiempo que al resto de industrias.

Cada semana vemos posts que anuncian la muerte de alguno de los canales online, de una herramienta, red social,… por un lado pueden tener razón, pero por el otro, no.

Tienen razón en que si replicamos las estrategias que funcionaban hace 10-15 años, los resultados no son buenos. Pero al tiempo no tienen razón, porque si lo hacemos de forma adecuada sí que funcionan.

Por ejemplo, si diseñamos una campaña de display de la forma tradicional (planificación, creatividades y adserver estándar), los resultados suelen ser regulares.

Pero si diseñamos las campañas estudiando históricos de resultados, sembrando cookies, haciendo RTB, retargeting, diseñando landings optimizadas, haciendo testings para descubrir nuevas opciones, creatividades optimizadas, etc. etc., los resultados cambian por completo.

La conclusión es que el banner no ha muerto. Pero la realidad es que el esfuerzo que debemos hacer para que funcione es mayor

¿No os da la sensación de que la historia de muchos canales online se empieza a parecer a la del caballo que quería ganar una carrera de coches?

La realidad de esta historia es que desde que Internet empezó a llegar a los hogares, hace casi 20 años, las cosas han cambiado completamente.

Pero seguimos usando estrategias online en desuso  modelos publicitarios anticuados, procesos de venta online todavía complicados para muchos usuarios (N pasos, registros, validaciones, envío a domicilio complicado, seguridad de datos, etc. etc.), modelos de ingresos factibles solo para unos pocos (ingresos basados en las campañas de banners que, como hemos visto, son complicadas de hacer funcionar), etc.

Internet ha cambiado

Esta evolución en la forma de hacer publicidad, el cambio en la forma de utilizar internet por parte de los usuarios, las redes sociales, los smartphones,… son muchas las causas que hacen que Internet se parezca muy poco a lo que era hace 20 años e incluso diría que 10.

Para llegar a nuestra audiencia ya no nos vale con lanzar una campaña de display potente y tener una buena campaña de SEM activa (¿cómo se parece al discurso de ‘con un anuncio de TV en prime impactabas al 90% de tu audiencia’, no?).

Las audiencias se han fragmentado, han cambiado su forma de consumir medios, de comunicarse entre sí y con las marcas

Por este motivo la más adecuada es tratar de conseguir que tu marca esté en el sitio donde está su audiencia (o cuando busca algo relacionado con tu producto), en lugar de ‘matar moscas a cañonazos’ con campañas de baja segmentación y rezar porque algunos de los usuarios impactados terminen visitando la web de la marca.

Las marcas tienen que estar “always on”, tienen que convertirse en marcas conectadas.

Esta es la diferencia entre el outbound marketing y el inbound marketing. Que en mi opinión son complementarios y no excluyentes. Pero este es un tema para otro post.

Así que parece que la tendencia nos lleva por el lado de los contenidos, las redes sociales, etc. Con el paso del tiempo es posible que este modelo termine corrompiéndose. Siempre habrá personas y empresas que busquen atajos para conseguir resultados con mayor rapidez y a menor coste.

Entonces ¿qué podemos hacer para diferenciarnos del resto? ¿qué podemos hacer para sobresalir de entre todos los contenidos disponibles?

Lo que siempre funciona, lo mismo que cuando planteamos campañas de display en 2013:

  • Hacer las cosas bien.
  • Destacar por la calidad.
  • Apostar por una estrategia.
  • No imitar al de al lado. Buscar tu propio camino.
  • Estar siempre alerta.
  • Probar cosas nuevas buscando mejores resultados.

El camino fácil es más rápido, pero no siempre te lleva a tu destino

Las ganas, la calidad de tu trabajo,… la búsqueda de la excelencia siempre te llevará lejos. Si eliges utilizar los atajos, imitar,… acabarás siendo uno entre un millón y corriendo una carrera de coches con un caballo.

La imagen que acompaña al post (evolución) es de ShutterStock

Etiquetas del texto
, ,
More from Tristán Elósegui

La crisis del negocio, el negocio de Internet

Durante el estallido de la burbuja de Internet en España, muchos negocios...
Leer más

23 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *