Cosas que he aprendido corriendo

shutterstock_172852367Hago deporte desde pequeño. He practicado todo tipo de deportes: baloncesto, fútbol, artes marciales, paddle, esquí,… todos ellos los he practicado durante años, pero el único que me ha acompañado hasta hoy es el atletismo.

Desde pequeño he corrido con cierta . Siempre me ha gustado y nunca he sido especialmente bueno. Simplemente disfruto del ejercicio y de los beneficios que me reporta: salud, vía de escape al estrés, forma física, etc.

Pero no ha sido hasta 2011 que me lo he empezado a tomar más en serio. Después de 5 años corriendo con mayor constancia y mejor método, he conseguido meterlo dentro de mi rutina personal y profesional.

Ahora estoy tratando de dar un paso más. Llevo dos meses corriendo 5 días a la semana (de Lunes a Viernes). Alguno fallo, pero por lo general suelo cumplir.

Conseguir esto no es un gran logro, pero si requiere ciertas dosis de disciplina y esfuerzo. Reflexionando sobre estos años (especialmente sobre estos últimos meses), me he dado cuenta de que el deporte me ha enseñado más de lo que pensaba.

El deporte fortalece el carácter

Una cosa es la idea de y sentirse bien, y otra muy diferente es cumplir con unos entrenamientos y unos objetivos concretos.

En nuestra cabeza todo es muy bonito, pero luego hay que ponerse a ello.

En mi caso el gran cambio ha sido madrugar cada día para salir a correr. Me han hecho falta dos meses para empezar a meterme en esta rutina. ¡Y todavía hay algún día que me pregunto porqué narices me he levantado!

No es un gran logro lo sé, de hecho es una tontería, pero es la meta que me puse y lo he conseguido. Y para ello he necesitado vencer a la pereza, al cansancio físico, a la carga de trabajo y a este tremendo calor.

Ahora pongamos las cosas en perspectiva. Cuando pienso en los esfuerzos que hacen otros corredores aficionados y más aún, los deportistas profesionales, es cuando empiezo a valorar el esfuerzo necesario para llegar a ciertos niveles.

Y lo que me queda claro que, además de las condiciones físicas, etc. etc. lo más necesario es un carácter fuerte y templado para asumir la carga de trabajo y cumplir con los entrenamientos.

El carácter puedes tenerlo de serie, pero el deporte te ayuda a moldearlo y fortalecerlo.

Si conocéis algún deportista, algo más que aficionado, estaréis de acuerdo con lo que os digo.

La constancia es la virtud por la que todas las cosas dan su fruto

Da igual cuáles sean tus capacidades. Si trabajas duro y eres constante vas a mejorarlas. Es un hecho.

En el trabajo lo tengo más que comprobado. Las personas constantes son las que se terminan llevando el gato al agua. Pueden no ser los mejores en algo, pero su trabajo diario les lleva a conseguir grandes cosas. La constancia compensa sus puntos débiles.

Son las que pasados los años la gente suele señalar diciendo: “mira que suerte ha tenido, ha conseguido X”. Lo que no alcanzan a ver, son los años de trabajo duro y constante. Mi lema es “trabaja duro y la suerte te encontrará”.

En el deporte ocurre lo mismo. Si eres constante los resultados llegan. Obviamente no todo es constancia (las capacidades naturales juegan un papel importante), pero si es verdad que es el factor común en todos los deportistas.

La lucha es contra uno mismo

Todos tenemos cierto grado de competitividad dentro. Es un factor extra que nos lleva a realizar un esfuerzo extra para superarnos a nosotros mismos.

Pero para ser competitivos debemos estar preparados.

Ya sea compitiendo dentro de una empresa por un puesto mejor o como emprendedor, si quieres conseguir tus objetivos tienes que ser mejor que el resto.

Por eso cuando nos quejamos sobre las causas de nuestros problemas, antes de atribuirlos a causas externas, debemos mirarnos en el espejo. Debemos pensar en las cosas que hemos hecho mal y en las que debemos mejorar para que nuestros problemas no se repitan y no buscar culpables (muy típico en las empresas).

 

La imagen que acompaña al post (corredor) es de ShutterStock

Etiquetas del texto
,
More from Tristán Elósegui

Noticias de Marketing: Estrategias Off to Online, remarketing, CLV, startups con éxito

Noticias de marketing online Las tarifas de itinerancia se suprimirán en la...
Leer más

18 Comentarios

  • Felicidades por el post y estos dos meses saliendo a correr 5 días a la semana!

    Hace mucho que te sigo y me ha encantado y motivado leerte hoy, siempre te leo para aprender, hoy me siento totalmente identificada con todo lo que dices.
    El gran logro es hoy en día mantener la disciplina y el esfuerzo. Una vez has superado la fase de adaptación a la rutina de despertarte a las 6-7 de la mañana para salir a correr ya no concibes estar mucho tiempo sin hacerlo, porque lo que te aporta es más que lo que te cuesta hacerlo.

    Por muchos kms más!

    Un abrazo!

    Carme.

  • Hola Tristan,

    Que buen artículo. Empezé el dia hoy con la ideia de correr, hace algún tiempo que no lo hago y necesito mucho, pero aún no logré ajustar mi rutina. Yo no puedo dormir temprano así que no he conseguido madrugar para hacerlo.

    Tengo que ajustar eso!

    Gracias por compartir!

    Saludos desde Portugal.

  • El deporte es una actividad que nos proporciona salud en todo sentido, y una clara muestra de determinación y constancia para quienes lo practican de manera regular.

    La sociedad en general y las empresas en particular pueden obtener valiosas lecciones del deporte, ya que se trata de competir con sigo mismo por un mejor estado físico, por una mejor salud del personal, de las finanzas, de los planes estratégicos que se aplican día a día, etc.!! 😉

    Muy interesante su artículo!

  • Un post estupendo, es un estímulo para mí , sobretodo cuando pienso en abandonar algo porque no obtengo los resultados que esperaba después de mucho esfuerzo . Un saludo

  • Muchas gracias por tu comentario Fernando!

    Totalmente de acuerdo contigo. Del deporte podemos obtener aprendizajes válidos para muchas facetas de la vida.

  • Muchas gracias por el comentario Carmen.

    Me gusta mucho esta frase: “La constancia es la virtud por la que todas las cosas dan su fruto”.

  • ¡Enhorabuena por los objetivos conseguidos! Yo hace un año apenas hacía 1 km y hoy salgo tres veces en semana a hacer 10 km. Tener claros los objetivos e ir cumpliéndolos es fundamental para mantener la motivación.

    Madrugar cuesta al principio, pero esa sensación de tener ya hecha la tarea a primerísima hora de la mañana es inigualable.

  • Me he sentido identificado con tus palabras.

    Hacer ejercicio es muy gratificante y correr todas las mañanas aún más. Experimentas como tu meta mejora a lo largo del tiempo. Eso sí, soy de esas personas que prefieren la calle al gimnasio. ëste me da mucha pereza.

    Un saludo.

  • Muchas gracias por el comentario Enrique.

    Somos parecidos en los hábitos a la hora de correr. Yo también corro por la calle. Los gimnasios me agobian por la cantidad de gente y el calor, y además me parece que las cintas de correr no son buenas para las rodillas y tobillos.

  • Felicidades por el post, te leo desde hace tiempo pero nunca he comentado hasta hoy 🙂 No puedo estar más de acuerdo contigo. El esfuerzo constante nos hace mejores, vencer el cansancio y madrugar para salir a correr es un enoooorme esfuerzo 🙂 Gracias por el boost de motivación! (hoy salgo a correr)

  • Muchas gracias Noemí! 🙂

    Cada madrugón es un esfuerzo enorme, pero merece la pena! Muchas mañanas te preguntas para qué tanto madrugar, pero al volver la sensación de satisfacción es enorme! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *