En post relacionados con , , o cualquiera de las otras redes o herramientas sociales existentes, leemos sobre sus características, las cosas que aportan, etc.  Sin embargo, no se le presta demasiada atención a una aportación fundamental del microblogging: las señales dinámicas. (en un post, David Armano reflexiona sobre este tema).
Hasta hace poco, la herramienta fundamental de comunicación en el trabajo era el email. ¿Qué problema tienen las señales que enviamos desde un email? Que enviamos señales estáticas en el tiempo:

  • La información que enviamos esta desactualizada al poco de ser enviada.
  • No nos permite transmitir el tono de la comunicación. Cuántas veces hemos tenido problemas con la interpretación de los emails. Nosotros escribimos el email queriendo decir una cosa, y por la falta de contexto y de lo que aporta la comunicación en persona (lenguaje corporal, etc…), el email es malinterpretado. Solemos decir que “es muy diferente el significado que le da a un email el emisor, de la interpretación que le da el receptor”.

De señales estáticas a señales dinámicas
Las herramientas de microblogging (Twitter, actualización de status de Facebook, etc…), unido al desarrollo tecnológico (fundamentalmente la posibilidad de conectarnos desde dispositivos móviles a una velocidad más que razonable), han posibilitado que convirtamos nuestras señales estáticas en dinámicas.

Las señales dinámicas nos aportan el contexto

Las señales dinámicas nos aportan el contexto

La información que recibimos a través de las actualizaciones del estatus, nos permite reaccionar en tiempo real y modificar nuestros mensajes en función de lo que la situación requiera.

¿De qué estamos hablando? De disponer de información de lo que esta pasando en cada momento, algo que nos aporta la riqueza del contexto.
Una vez ordenadas las ideas con respecto a lo que representa el cambio de señales estáticas a dinámicas, me da por reflexionar sobre los cambios que las herramientas colaborativas (desde Twitter a Basecamp, Google Wave, y un largo etcétera) están suponiendo y supondrán en nuestro día a día.
1.- A nivel profesional:
– Crecimiento a menor coste (todavía) de los negocios a nivel nacional e internacional.
– Nuevas oportunidades para: abogados, psicólogos, e-learning, médicos, consultores, tele-asistencia, etc.
– Reducción/fin de nuestra presencia en las oficinas y del tamaño de las mismas.
– ¿Nuevos trabajos?
2.- A nivel personal:
– Relación con nuestros familiares y amigos (esto ya ha cambiado).
– Veremos las consecuencias en nuestro día a día, de los cambios del punto 1.

Esta es la parte positiva. Pero aquí es donde viene la vuelta de tuerca: ¿creéis que tantos avances en este sentido podrían tener consecuencias negativas?

Si consideras este post interesante «Twittealo» por favor.
 

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete a mi newsletter

*Revisa tu email para confirmar la suscripción (no olvides mirar en tu carpeta de spam)

Responsable: Tristán Elósegui, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en la plataforma de email marketing con la que trabajo: E-goi Lda, número de identificación fiscal 514727420, con sede en Av. Menéres, 834, freguesia de Matosinhos, municipio de Matosinhos. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en tristan@tristanelosegui.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad