En Twitter, como en la vida real no todo son followers

A raíz de un post reciente (Los medios utilizan Twitter como un altavoz) en el que hablaba de dos TFF Ratio ( Following/followers Ratio) y , he empezado a dar forma a una idea a la que llevo tiempo dando vueltas.

¿Qué importancia tiene el dato del número de followers en Twitter?

Estamos de acuerdo en que habla del tamaño de tu red social, en cierta manera habla de lo influyente que puedes ser,… pero, ¿qué ocurre si lanzas un mensaje, posteas algo y obtienes poca o nula respuesta? ¿para qué te sirven tantos followers?

(si tienes pocos, y tampoco te contestan, ¡si que tienes un “problema”!).

Todos caemos o hemos caído en la obsesión de vigilar su crecimiento como si del “tesoro” de Gollum/Sméagol (“El Señor de los Anillos”) se tratase. Cuando nos empieza a seguir alguien nuevo sentimos un poco de orgullo,… nuestro ego se siente mejor (y al contrario cuando nos deja de seguir alguien). Y según van pasando los meses y pasamos de cientos a miles ¡no digamos!

La buena noticia es que según pasan los meses esto te deja de preocupar (o al menos no te preocupa tanto), y centras toda tu atención en las relaciones y en la calidad de las mismas.

Existen personas que se obsesionan con este tema y utilizan mil técnicas para aumentar este número: desde comprarlos, hasta seguir a muchos para volver a dejarlos de seguir, etc.

Pero más allá de estas discusiones sobre lo que representa o deja de representar el número de followers, este es un indicador básico, pero que hay que complementar con otros para que tengamos la imagen “real” de la de cada usuario.

¿Cómo podemos saber si un usuario es más influyente que otro?

La influencia real de un usuario se compone de muchos indicadores (número de followers y followings, TFF Ratio, número de clics en los tweets con enlace, número de RTs, replies, etc. etc. que no voy a describir, porque no son el objeto de este post). Para hacer más sencilla la medición de la influencia se han creado unas métricas que las agrupan en un solo número y que nos dan una idea general.

Para mí las dos más representativas son:

En ambos casos cuando analizan tus datos (podéis hacer la prueba desde sus webs) te dan una cifra y la ponen en contexto (por ejemplo: tienes un score de 63/100). Además, para hacerlo más comprensible han dado nombre a los perfiles más comunes.

En mi opinión realiza un análisis más completo, pero prefiero Klout por ser más sencillo de entender.

¿Qué es el Klout Score y por qué es tan importante?

Esta métrica mide tu influencia global en internet (en redes sociales). Las puntuaciones van de 1 a 100. A mayor puntuación mayor es tu influencia.

Tiene en cuenta 35 variables agrupadas en 3 categorías: Alcance Real (true reach), amplificación y puntuación de red (network score).

  • True Reach es el tamaño de la audiencia fidelizada y está basado en los followers y amigos que escuchan activamente y reaccionan a tus mensajes.
  • Amplification Score: representa la posibilidad de que tus mensajes generen acciones (RT, @mensajes, likes y cometarios) y se mide en una escala del 1 al 100.
  • Network score: mide tu capacidad de influir a tu audiencia fidelizada (también se mide en una escala del 1 al 100).

Klout Score Tristán Elósegui (a 28/01/11)
Klout Score Tristán Elósegui (a 28/01/11)

Creo que Klout Score es una métrica muy robusta, porque además de medir todas estas variables, lo hacen combinando los datos de Twitter y (actualmente están añadiendo Linkedin).

¿Cómo creo que deberían evolucionar las cosas?

Creo que Twitter y Facebook (y detrás redes como Linkedin), deberían añadir una métrica de influencia a los datos básicos de las cuentas de sus usuarios.

Es una información que tienen en casa, y que están dejando que terceros manejen.

Es una métrica que dice muchas más cosas de nosotros que el dato “frio” del número de followers o amigos.

¿Y si aplicamos todo esto a las empresas que están en redes sociales?

Si a nivel personal es importante tener en cuenta este dato, pararos a pensar un momento lo importante que es para las empresas (esto daría para otro post).

Además de su importancia, es una métrica perfecta con la que establecer objetivos. De esta forma el cliente tiene un dato más objetivo (valga la redundancia) sobre si su evolución es positiva o no.

Si crecen los followers pero baja tu Klout Score,… malo.

Moraleja

Creo que deberíamos resistir la tentación y hablar menos del número de followers o fans y  más de nuestro Klout Score (o el que elija cada uno).

Os animo a que entréis en su web y obtengáis vuestra puntuación (y a los que tengáis blog, podéis añadir su widget)

More from Tristán Elósegui

“Baby Got Leads”: ¿creativo o freaky?

Acabo de ver el nuevo vídeo de la agencia Hubspot. Están enfocados...
Leer más

31 Comentarios

  • Llevas toda la razón del mundo en lo que dices Tristán, pero estos efectos de medirnos a ver quien la tiene mas larga no son nuevos, provienen del mundo 1.0 en el que todo se basa en eso, una pura competicion y comparación, y en el fondo eso nunca ha servido para nada.

    Y tal como dices, lo importante es la interacción, la conversación, la influencia, si alguien te escucha lo que dices y que influencia tiene dicho mensaje, el resto es solo para auotosatisfacción de que los demás vean lo grande que la tengo, aunque se de algunos/as que compran followers con el objetivo de que los clientes, que no entienden de Klout ni de influencia, vean lo importante que es y le contraten.
    Triste!!

  • El klout score es un dato relevante para medir la influencia social de las empresas. A nivel personal a mi no me obsesiona…de momento, pero lo reviso de vez en cuándo…señal de que me importa más de lo que estoy dispuesta a admitir.
    Tristán, creo que hemos tenido la misma inspiración esta semana, en cuánto a lo de explicar algunos términos de social media. Me estoy pegando con un programa que espero publicar mañana en mi blog (si consigo que funcione). Saludos y gracias por tu trabajo.

  • Es cierto lo que dices, en el fondo, para quienes reflexionan, más vale calidad que cantidad y es pues, ‘cantidad’, lo que comúnmente te generan los datos básicos, y ‘calidad’, el conocimiento generado por su proceso.

    ¿Será que en la realidad de las redes sociales, hechas principalmente para millones de personas, la ‘cantidad’ vende, estimula, emociona, por lo que no hacen más que mostrar estos datos primarios?

    Creo que la mayoría de personas se deja llevar por la cantidad y los bajos instintos jajaja. Con estas métricas usadas para personas ‘comunes y silvestres’ quizás podrían elevarse las tasas de suicidio o algo así 🙂

    Lo que sí, parecen ser espectaculares para empresas y emprendimientos, pues miden si la cosa va bien o mal y eso sí que importa y mucho – hay dinero en juego :).

    Gracias por tu post (y por tu blog!)

  • Totalmente de acuerdo Antonio!! La situación es triste, pero es tal cual la describes! Gracias por el comentario!

  • Me ha gustado mucho el post. Agradezco el consejo de que dejemos de pensar en qué majos somos por tener más followers y aprendamos a valorar si realmente a la gente le interesa lo que contamos, porque es muy fácil darle a seguir o me gusta, lo difícil realmente es que un tema le interese lo suficiente a alguien como para que interactúe.

  • Tenía pendiente leer esto desde que te lo vi el otro día y ya de paso lo comento un poco.
    Como dice Antonio, el medir la “influencia” no deja de ser un “vicio” ya adquirido. Pero en este mundo, según parece, no queda otra.
    El problema viene cuando eres una empresa que ofrece servicios B2B en los que la influencia ha de ser significativa, pero ¿a quién ha de influirse?
    Ahí te dejo la pregunta 😉

  • Gracias por la aportación Esteban!

    A sus stakeholders y por orden de prioridad, no? En primer lugar a los empleados de los posibles clientes (dificil de encontrarlos y de medir), accionistas, sector,… no tengo demasiada experiencia en B2B, pero es lo que me dice la lógica. ¿no? ¿qué opinas?

  • En los servicios B2B hay que tener en cuenta que detrás de cada empresa hay personas. Es decir, yo creo que hay que empatizar y conversar entre empresas en medios sociales exactamente igual que se realiza con los usuarios.
    Al final, no dejan de ser clientes.
    Ah y, por supuesto, aportar valor añadido a la comunicación que se realice, es decir, implicar incluso a la competencia, que se vea q

  • En los servicios B2B hay que tener en cuenta que detrás de cada empresa hay personas. Es decir, yo creo que hay que empatizar y conversar entre empresas en medios sociales exactamente igual que se realiza con los usuarios.
    Al final, no dejan de ser clientes.
    Ah y, por supuesto, aportar valor añadido a la comunicación que se realice, es decir, implicar incluso a la competencia, que se vea que se conoce el sector y que ese conocimiento sirve para mejorar los productos y servicios que se ofrecen 😉

  • La parte más difícil es la de implicar a la competencia. Hay que encontrar un tema con el que todos se sientan cómodos y eso es difícil de verdad!

  • Tristán, el concepto de tener una métrica para medir la influencia real de un usuario (no digo ya sólo de twitter, porque klout incluye facebook y (en beta) linkedin en sus mediciones) está bien, y puede servir para ver tendencias en cierto modo, pero mira lo que algunos son capaces de hacer… para que la suya sea la más grande, como decía Antonio. – http://ow.ly/3P4NE

  • La duda es si el robot mejoró tanto su klout por twittear mucho (esta es la conclusión rápida), o porque los contenidos eran buenos (parece que eran frases divertidas que son muy susceptibles de hacer RT y favs), o porque los seguidores que consiguió eran,…. (me lo callo! 🙂 ).

    Lo que está claro, es que tanto Klout, Peer Index como Twitalyzer tienen sus fallos. Pero no dejan de ser una referencia de tu influencia más allá del número de followers, amigos, etc., de los listillos con ansias de tenerla más grande y de los fallos evidentes en la medición!

    Creo que si consiguen afinar la puntería, pueden ser una buena referencia para todos!

    muchas gracias por el comentario!

  • Hola Tristán:
    Todo lo que sean nuevas métricas, bienvenidas sean. El debate no está tanto en la utilidad de las métricas sino en la conveniencia o no de publicarlas. Una métrica no es nada si no se compara con la de otros o si no se compara con la de uno mismo a lo largo del tiempo. Había algo hasta ahora que me gustaba y era que la gente hablaba y se comparaba por el número de followers que tenía aunque todos sabíamos que esa cifra no servía para nada. Y quedaba para uno internamente el conocimiento real del grado de influencia que tenía.
    Pero en la esencia de Internet está la posibilidad de medir.
    Midamos, comparemos y sigamos debatiendo.

  • muchas gracias por el comentario Ignacio!

    A Klout le queda mucho por mejorar en la precisión de sus mediciones, pero es una buena referencia para empezar!

  • Hola, somos Tapas&Tweets, un evento en Sevilla donde hablamos sobre comunicación en las redes sociales, web 2.0, marketing online, SEO, SEM, Analítica web…
    Queríamos informarte de que nos ha interesado la publicación de tu blog y la hemos enlazado en nuestra página de Facebook.
    También puedes seguirnos en Twitter, en nuestro Blog y nos gustaría tenerte entre nosotros si te encuentras por aquí.
    Un saludo,
    Tapas&Tweets

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *