¿Debemos cambiar nuestra estrategia en Facebook?

shutterstock_133550873

Los recientes cambios en el algoritmo de , están suponiendo un quebradero de cabeza para las estrategias de muchas empresas.

Todo empezó a principios de diciembre del año pasado con el anuncio de Facebook de nuevos cambios en el algoritmo para tratar de mejorar la calidad de los post que vemos, a esto siguieron análisis que afirmaban que el alcance orgánico de Facebook había bajado un 44%otros que decían que ese dato no era real y ayer mismo se decía que el problema está en la velocidad del feed de Facebook.

Sea como sea, el hecho es que el alcance orgánico ha bajado (y especialmente en aquellos contenidos que incluyen enlaces). Facebook quiere que aumentemos la calidad de los contenidos y, sobretodo, que invirtamos en Facebook ads. Esto lo entiendo, tienen que rentabilizar al máximo su plataforma.

Pero, ¿no estarán matando el espíritu de la plataforma? La clave del engagement para las empresas, está en establecer relaciones con los usuarios. ¿Qué ocurre si este engagement se consigue a base de invertir para forzar el contacto, en lugar de crear una relación de forma natural?

¿Supondrá esto que los usuarios terminen por hartarse y entonces se les termine el negocio?

¿Debemos cambiar nuestra en Facebook?

¿Debemos seguir apostando por la máxima calidad del contenido y esperar que los usuarios hagan su ‘magia’ (engagement) para que este alcance una buena difusión? O ¿debemos meternos a fondo en la combinación de Facebook ads + contenido?

Las redes sociales no son un canal de conversión directa, “empujan” a la venta y esta ocurre fuera. Son un canal de recomendación.

¿Qué ocurrirá si la balanza entre anuncios y engagement no forzado se desequilibra? ¿qué ocurrirá con Facebook si pasa de ser una red social a algo similar a un periódico online? ¿cómo afectará al rendimiento de los anuncios? ¿y a la percepción de la marca por parte de los usuarios?

En mi opinión si Facebook acaba llegando a este escenario, se cargará a su mayor fuente de ingresos: sus usuarios.

Al fin y al cabo, los usuarios están en Facebook para charlar entre ellos, comentar noticias y de vez en cuando, si algo les llama la atención de una empresa, leer su contenido, participar en una promoción, etc., pero lo que no quieren es que les bombardeen con publicidad. Ese no era el trato.

Si su experiencia deja de ser agradable (por el exceso de publicidad), durante un tiempo aguantarán por no perder el contacto con sus amigos, pero terminarán por irse.

De momento toca aumentar el presupuesto, pero ¿dónde nos llevará esto?

¿Qué ocurrirá con las Pymes y autónomos que no tienen presupuesto para invertir? ¿y con los bloggers?

Las pymes, autónomos y bloggers, son otra de las grandes fuentes de contenido de Facebook. Ponen en marcha sus estrategias y generan contenido, porque ‘sólo’ les cuesta tiempo.

Pero ¿qué ocurrirá si les ponen difíciles las cosas? ¿deben abandonar Facebook o deben tratar de adaptar su estrategia?

En mi opinión, deben revisar sus objetivos y poner el objetivo de alcance (reach) en un segundo plano, para enfocarse en la generación de engagement por medio de conversaciones.

Convertir Facebook en una herramienta de fidelización, en una verdadera herramienta de creación de relaciones.

Hasta ahora siempre hemos hablado de las conversaciones, de crear relaciones con nuestros usuarios, etc., pero esto no terminaba de cumplirse, porque en realidad las empresas están centradas en la primera y tercera etapa del funnel de marketing: awareness (reach) y action (conversión), y poco en consideration (engagement) y advocacy (fidelización).

Estos cambios del algoritmo de Facebook van a ‘forzar’ a las empresas a centrarse en lo que Facebook es realmente bueno: engagement y fidelización.

¿Estáis de acuerdo conmigo? ¿qué consecuencias creéis que tendrán los cambios en el algoritmo de Facebook?

La imagen que acompaña al post es de ShutterStock

More from Tristán Elósegui

Hablemos de SEO: entrevista a Aleyda Solis

¿Qué es SEO y cuáles son sus ventajas? El SEO es la...
Leer más

52 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *