Cinco consejos que me hubiese gustado recibir al empezar mi blog

No soy muy amigo de los típicos post de los 10 para, los 10 errores que,…, porque la mayor parte sólo buscan conseguir difusión (me gustaría ver los datos en cuanto a conversiones, tiempos de visita, rebote, etc. etc.) y los no aportan demasiado valor. Pero bueno, seguro que a más de uno les resultan útiles, así que no seguiré haciendo ‘sangre’.

Pero si es verdad que de alguno de ellos encuentras cosas interesantes en forma de consejo, web útil, aplicación, etc. Por eso voy a tratar de hacer una lista corta y lo más útil posible de consejos para blogueros principiantes o personas que estén pensando en crearlo.

Cinco consejos que me hubiese gustado recibir al empezar mi blog

1. Vence al miedo a escribir

shutterstock_224363632

Lo primero es romper esa barrera mental que tenemos todos antes de empezar.

Debes empezar por tener una idea clara (no tiene porque estar 100% definido), del tema sobre el que quieres escribir. Una vez tengas eso, deja de darle vueltas y empieza ya. No la semana que viene o cuando pase x cosa. Entra en WordPress, da de alta tu propio blog y escribe el primer post. Es gratis y tardas 10 minutos.

Ya tendrás tiempo para elegir el diseño que más te gusta, la foto y no se cuantas cosas más. Todas accesorias. Lo importante es que empieces a escribir.

Es normal que durante las primeras semanas el rumbo del blog cambie, que escribas post de baja calidad, etc. ¿La buena noticia? Como acabas de empezar, nadie te conoce y por tanto nadie te lee. Por lo tanto, la repercusión es mínima. Es el momento de aprender.

2. Calidad antes que cantidad

shutterstock_205672540Si no tienes nada que te parezca interesante, es mejor que no escribas. Así que:

Hay muchos blogueros que escriben todos los días. En mi opinión (por pura lógica, no por experiencia propia), es imposible mantener el nivel de calidad día tras día.

Escribir todos los días tiene el beneficio de permanecer en el ‘top of mind’ de tus lectores, pero el problema es si lo haces con el posicionamiento que quieres (tipo de contenidos y calidad, y por tanto tipo de audiencia), y si este te va a ayudar a conseguir tus objetivos.

Sobretodo al comienzo de recomiendo asentar los cimientos de tu blog con posts que traten temas en profundidad. Escribe 4-5 post de los que llamamos ‘cargas de profundidad’, combinados con posts más cortos.

Según vaya avanzando el tiempo, ya irás descubriendo tu estilo.

3. Trabaja duro y comprométete

shutterstock_111067532

Mantener un blog al tiempo que trabajas, tienes una familia, estudias, te relacionas,… es algo complicado. Tienes que sacar tiempo de donde no lo tienes, y esto te hará dudar de si merece la pena el esfuerzo.

Ten paciencia. Una vez hayas superado el miedo a escribir y hayas entrado en la dinámica, es cuestión de trabajar duro. De mirar hacia tu objetivo y construir el camino que te llevará hacia el. Verás que antes de que te des cuenta te van a empezar a pasar cosas muy positivas.

4. No pretendas ser lo que no eres

shutterstock_197334059

Tu blog es un reflejo de tus conocimientos y experiencias (personales y profesionales).

Unos posts los escribirás con total certeza de que son correctos, otros serán una idea que está tomando forma, pero lo que nunca deben ser es algo que no refleje tu realidad.

Aunque el post sea basado en el contenido de un tercero, trata siempre de aportar tu opinión, de darle tu toque personal.

Recuerda dos cosas:

  • “Se coge antes a un mentiroso que a un cojo” y
  • Cada cosa que publicas en Internet forma parte de tu reputación.

Es decir:

  • Si pretendes ser lo que no eres, te van a pillar seguro.
  • Cada cosa que publiques, positiva o negativa, va a formar parte de la imagen que los demás tengan de ti, así que trata de que la balanza se incline, y mucho, hacia lo positivo.

5. Trata de ser humilde

shutterstock_220455382

Mide tus éxitos por las cosas positivas que te sucedan y trata de no prestar demasiada atención a tu ego.

Las redes sociales y los blogs, están repletas de luces brillantes en forma de fans, tráfico, número shares de tus posts, número de suscriptores, número de,…

Es normal que en ciertos momentos les prestes atención y que te encante. Nos pasa a todos.

Lo importante es que esa no sea tu forma de valorar el éxito de tu blog. Este dependerá de si cumple los objetivos fijados: leads, propuestas de colaboración,… o simplemente disfrutar escribiendo.

 

Las fotos que acompañan al post son de ShutterStock: miedo, calidad, trabaja duro, pretender y trabaja duro y ser humilde

Etiquetas del texto
, ,
More from Tristán Elósegui

Hablemos de Email Marketing: entrevista a Javier Moreno

1. ¿Qué es email marketing y cuáles son sus principales ventajas? Voy...
Leer más

101 Comentarios

  • Hola! Ya tienes claro el tema. Ahora te toca empezar a experimentar en real que es tener un blog. Mi recomendación es que empieces a escribir ya. Poco a poco irás encontrando tu camino. Lo más importante es empezar y tener constancia. El resto viene solo.

    Yo utilizaría WordPress.

    un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *