¡Qué buen anuncio! Pero, ¿qué vendían? ¿de qué marca era?

A la hora de generar notoriedad de marca se supone que lo más efectivo son los anuncios en medios masivos que nos transmitan una “historia” cuánto más espectacular mejor. El objetivo es maximizar el número de personas que lo recuerdan.

La teoría es sencilla y parece tener todo el sentido. Pero como suele ocurrir, una cosa es la teoría y otra muy diferente la realidad.

¿Cuántas veces os ha pasado que, al terminar de ver un , pero no tenéis claro cuál es la marca o el producto? O peor aún, ¡no recordáis ni lo uno, ni lo otro! Más de una vez ¿verdad?

marketoonist super bowl ads

Esto es algo que ocurre de forma recurrente en . Y uno de sus máximos exponentes son las campañas de que aparecen en los descansos de la Super Bowl en Estados Unidos (y que refleja perfectamente la viñeta de Marketoonist).

Desde hace años las campañas que se emiten durante el evento son objeto de comentarios, publicaciones, etc. tanto antes, como después del partido. Forman parte de la propia campaña.

Esto obviamente favorece el recuerdo de las principales campañas, pero ¿hace esto que desaparezca el efecto “olvido”?

La realidad de la audiencia, es que están totalmente saturados de publicidad. El número de impactos recibidos por la suma de los medios es descomunal.

¿Cómo podemos defendernos de la publicidad invasiva?

Para defendernos del bombardeo publicitario hemos desarrollado varias tácticas:

  • Efecto ceguera: después de tanto tiempo hemos desarrollado la habilidad de ignorar la publicidad (la vemos, pero no la procesamos).
  • Televisión de pago y plataformas digitales (Netflix, HBO): donde supuestamente estamos libres de publicidad. Digo supuestamente porque en alguna televisión de pago siguen poniendo un anuncio antes de un contenido por el que has pagado (no me deja de sorprender).
  • Bloqueadores de publicidad o Adblockers: en Internet podemos evitarlos usando esta sencilla herramienta que bloquea los formatos más molestos. Aunque esto tiene truco, como bien señala Enrique Dans (en el caso de Google porque se convierte en juez y parte al incluirlo en su última versión de Chrome, bajo un supuesto acuerdo entre ellos y las principales agencias y anunciantes. Acuerdos siempre abiertos a las sospechas).
  • Buscar alternativas: podemos buscar medios menos agresivos con la publicidad, aplicaciones de mensajería en lugar de redes sociales (estas aplicaciones tienen más usuarios que las redes sociales desde 2015), etc.

Ante este panorama muchos podrán pensar que la publicidad tiene los días contados. Nada más lejos de la realidad. Es un sector en continua evolución que en los últimos años está sufriendo muchos cambios y cada vez más rápido.

El problema está en los anunciantes y soportes que hacen un mal uso de ella. Los abusos y su uso deficiente, hacen que estemos en la situación actual.

¿Qué podemos hacer para aumentar la efectividad de nuestras campañas?

Para empezar, debemos recurrir a los principios básicos del marketing. Tenemos que olvidarnos del ruido y centrarnos en lo que sabemos que funciona.

¿Qué hace que nuestra comunicación sea mejor recibida? ¿cómo conseguimos que se recuerde?

  1. Con una marca fuerte y con un mensaje que tenga relación directa con ella. Que permita a nuestra audiencia relacionar marca y producto.
  2. Segmentando hasta llegar a nuestra audiencia más interesada en nuestra propuesta.
  3. Entregando la propuesta de valor que nuestra audiencia demanda, no la que la empresa quiera entregar.

En definitiva, aplicando el marketing de relevancia que tanto mejora la respuesta a la comunicación de la empresa.

Estos criterios son de aplicación directa a cualquiera de los canales digitales, pero especialmente a los medios pagados (ya que nos permiten forzarlos). Lo podemos hacer en televisión, display (especialmente con RTB), email marketing, ppc…

Pero no podemos olvidarnos del resto de medios (propios y ganados), ¿cómo podemos complementar esta estrategia y potenciar el impacto de los medios pagados?

Estrategias omnicanal para potenciar la efectividad de nuestra comunicación

Hasta ahora hemos hablado de publicidad en medios pagados, pero evidentemente las empresas no pueden sobrevivir usando este medio. Debemos definir estrategias omnicanal que potencien la efectividad de nuestra comunicación.

Es nuestro deber como profesionales del marketing, definir estrategias que no solo usen todos los canales más adecuados, sino que añadan consistencia y generen sinergias.

Para ello podemos complementar nuestra estrategia de medios pagados con los siguientes canales y/o tácticas:

  • Inbound marketingredes sociales + atención al cliente: combinar las tres disciplinas para mejorar la relación con nuestra audiencia en los puntos de contacto digitales más importantes.
    Y en este sentido creo que sería muy interesante ampliar estos canales con las aplicaciones de mensajería más importantes (Whatsapp, Facebook Messenger y Line) y de chats online en nuestras webs.
  • SEO para generar confianza y tráfico de calidad en los momentos más importantes de la toma de decisión de compra.
  • Relaciones públicas digitales con eventos y marketing de influenciadores.
  • Social listening monitoring: uso de herramientas de escucha para tener un mayor control sobre las conversaciones en redes sociales sobre nuestra marca y la competencia.
  • Chatbots: y por último y cada vez más importante, el uso de los chatbots, como forma de adaptarnos a la forma de comunicarse entre usuarios en las aplicaciones de mensajería.
    Los chatbots actuales son muy sencillos, pero estoy convencido que pronto veremos grandes avances gracias a la inteligencia artificial que se usa en su diseño.
More from Tristán Elósegui

Mobile search como generador de ingresos

En mi anterior post sobre mobile (Claves para entender el marketing móvil),...
Leer más

2 Comentarios

  • A mi me ocurre muy a menudo cuando oigo a amigos o familiares ajenos totalmente al Marketing cuando hablan sobre un determinado anuncio de los más cutre o incluso en ocasiones irritante.

    Lo cierto es que pasa en muchas ocasiones que este tipo de anuncio se retiene en la memoria facílmente, incluso(como comentas) más que aquel que es espectacular pero al terminar no recuerdas que vendían, y lo peor es que ni siquiera se queda en el recuerdo una ligera idea de lo que ofrecen o venden.

    En mi opinión esos anuncios “cutres” llevan más llamadas de atención de los que aparentemente tienen y estamos como dices tan saturados de publicidad que necesitamos algo que se meta en la cabeza rápido si queremos acordarnos del mensaje.

    Saludos Tristán

  • Muchas gracias por el comentario José!

    Eso es. El anuncio más sencillo y directo está más orientado a la venta (llamadas a la acción, textos más directos, etc.) y el otro hacia la marca y el producto. El problema de los segundos es que fallan en hacer el “puente” hacia la marca. La historia se come esa relación y como resultado no recordamos la marca. Y esto hace que la efectividad del anuncio caiga en picado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *