¡No tengo ni idea de marketing!

Cuanto más tiempo pasa desde que empecé en el online, más cuenta me doy de lo poco que sé de .

Llevo más de 19 años dedicados al marketing digital, pero por mucha experiencia y conocimientos que acumule me doy cuenta que lo aprendido es una pequeña parte de lo que necesitaría saber, y más teniendo en cuenta la velocidad con la que evolucionan las cosas. Tengo la certeza de que es mucho más lo que necesito aprender que lo que sé.

Este artículo viene de una reflexión que publiqué en Linkedin (al final del post os la dejo para que podáis participar en el debate).

¿Qué necesitas para ser un buen profesional de ?

Cuando te dedicas (o quieres dedicarte) profesionalmente a algo y quieres progresar en tu trabajo, la primera idea que te viene a la cabeza es formarte. Piensas: “si quiero llegar a controlar mi trabajo, tengo que estudiar”.

Y es una gran verdad, la formación es la base de todo. Si quieres aprender, mejorar y evolucionar en tu carrera, no queda otra que formarte continuamente.

Pero si la formación fuese la única respuesta, todos tendríamos éxito. Sólo sería necesario estudiar mucho.

Para ser un buen profesional además hace falta acumular experiencia en tu trabajo. Para asimilar los conceptos aprendidos no hay otra vía que ponerlos en práctica. Es la única manera de entenderlos y asimilarlos.

El valor que aportas a una empresa es tu capacidad de hacer cosas y resolver problemas. Y esto es gracias a que la combinación de formación y experiencia te dan las capacidades necesarias.

Para hacer buen marketing necesitas desarrollar instinto

Pero esto no es suficiente, al menos no del todo. Además, debemos tener presentes todas las opciones posibles y elegir la más adecuada… ¡cada vez! Para mi esto es lo más difícil.

Por eso, además de tener los conocimientos y la experiencia, tienes que ser capaz de desarrollar un instinto para el marketing.

Esa claridad de ideas de quien combinando datos objetivos e intuición saber encontrar la respuesta correcta (o al menos la más correcta).

Mentalidad de aprendiz

Para mi lo más importante es tener mentalidad de aprendiz. Te permite estar abierto a nuevas posibilidades y metodologías, a cuestionar tus ideas preconcebidas y a tener ganas de mejorar siempre.

El día que empieces a pensar que has tocado techo y que ya lo sabes todo, trata de dar dos pasos hacia atrás y mira el contexto para volver a ponerte en tu sitio, porque con toda probabilidad te hayas perdido.

¿Qué puedes hacer para mantenerte actualizado?

No tengo la receta mágica (sino no estaría escribiendo este post!), pero si te puedo recomendar lo que yo hago.

Al menos 30 minutos de lectura diaria

Todos los días reviso mi listado de artículos pendientes en Feedly y dedico al menos 30 minutos a leer contenidos interesantes. Puede parecer poco tiempo, pero hasta llegar al artículo interesante necesitas dedicar el mismo o más a revisar titulares y escanear el contenido para decidir si lo lees o no.

Un artículo para el blog cada semana

Existe una estrecha relación entre la consultoría, la formación, las conferencias y el blog. Hay temas que pasan de una a otra área, pero todas terminan o empiezan en el blog. Digamos que el blog está en el centro y “reparte” juego al resto de áreas.

Es decir que el blog me sirve para reflexionar sobre problemas que me encuentro, contaros mis experiencias positivas con determinados temas, hacer evolucionar mi metodología…

El blog me obliga a pensar y me ayuda a ser mejor en mi trabajo

Nuevas fuentes de contenidos

Trato de mantenerme actualizado incorporando nuevas fuentes de contenidos tanto seleccionando nuevos blogs para mi selección de Feedly, como asistiendo a conferencias.

Aunque con las conferencias he perdido un poco la esperanza. ¡Qué difícil es encontrar contenido interesante y actualizado!

Es muy importante buscar nuevas fuentes de conocimiento que te den perspectivas diferentes.

Invertir en formación

Leer y escribir es una buena opción para mantenerse formado, pero la auto-formación no es suficiente. Necesitamos profesionales que nos ayuden a actualizar nuestros contenidos, que nos permitan asimilar mejor y con mayor rapidez para seguir avanzando en nuestras carreras profesionales.

A mediados de 2017 empecé un nuevo proyecto que me que me está aportando mucho en este sentido. Pero para 2018 me he puesto como reto hacer un curso o recibir un coaching que me ayude a dar un paso más en mi carrera.

¿En qué punto estás tu? ¿qué necesitas más?

Si os parece podemos abrir un debate en torno a los retos que nos encontramos día a día y las mejores formas de estar actualizados. Espero vuestras ideas en los comentarios de este post.

Os dejo el post de Linkedin que originó este artículo por si os animáis a participar.

 

La imagen que acompaña al artículo (confusión, duda) es de ShutterStock

More from Tristán Elósegui

Los cuatro errores más comunes en un Social Media Plan

El pasado 22 de Junio publiqué la primera parte de mi participación...
Leer más

6 Comentarios

  • No podíamos estar más de acuerdo, Tristán. Sin duda la formación continua y la experiencia son un buen tándem que hay que alimentar con regularidad y constancia.

  • ¡Hola, Tristán! Me ha gustado mucho este post, empezando por un título provocador, de esos que induce a seguir leyendo :- )
    Nos cuentas tu experiencia o tu sistema, y es cierto que todos en menor o mayor medida intentamos aplicarnos una disciplina para seguir formándonos, informándonos, escribiendo o descubriendo nuevos canales. ¡Qué difícil resulta a veces conciliarlo con las otras facetas de nuestra vida que tampoco podemos descuidar (familia, pareja, deporte, ocio…)! Bien lo sabes, tú, seguro.
    Añadiría a esta metodología tuya el contacto directo con personas que aportan conocimiento. Las conferencias, que mencionas, están muy bien, pero me refiero a tratar con amigos con inquietudes, tomar una caña con ellos relajadamente, que te comenten en qué andan y qué han descubierto últimamente. Seguro que también lo practicas. Un saludo, amigo.

  • Combinar tantas cosas al tiempo es muy complicado. La diferencia entre lo personal y lo profesional cada vez es más difusa. En mi caso hay poca diferencia y creo que cada vez la habrá menos.

    Me parece muy buena aportación la de las reuniones informales, y más para los que trabajan en remoto, autónomos, etc. Es un buen ejercicio para desarrollarse. Yo trato de tener este tipo de reuniones dos veces al mes y son muy buenas para la salud mental.

    ¡Muchas gracias por tus aportaciones constantes Álvaro!

  • Hola Tristán, cuando empecé en el mundo del Marketing me di cuenta que estaba muy verde y, aunque había invertido en formación, lo poco que tenía se me quedaba corto, por lo que decidí ponerme en manos de profesionales e invertir en un máster bastante completo. Aparte cada día voy cogiendo más experiencia y me gusta cada vez más. Doy gracias a las empresas que dan oportunidades como las que me dieron a mí, ya que por ellos soy quien soy hoy día.
    Aprovechar las oportunidades y la buena formación son la clave.

  • ¡Ese es el camino María! La formación continua es el único camino. Además lo podemos reforzar buscando mentores que nos guíen en nuestra carrera profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *