¿Qué pasa si pierdes la mitad de tu base de datos por el RGPD? NADA

RGPD o GDPR

Estos últimos meses, pero especialmente en estos últimos días se está levantando mucho revuelo en torno a la entrada en vigor del nuevo Reglamento General de Protección de Datos o RGPD (o en inglés).

Todos sabíamos que el 25 de mayo de 2018 era la fecha límite, pero no es hasta estos días que grandes y pequeños se están poniendo las pilas poniendo a punto sus webs y bases de datos.

Además de la confusión sobre lo que debemos hacer o no en cada caso, nos enfrentamos a uno los grandes miedos de todo especialista en marketing: la regularización de nuestras bases de datos.

Tengan obligación o no, muchos portales están enviando un email para regularizar la aceptación de los términos legales de los usuarios registrados antes del 25 de mayo. El goteo de emails estos días es incesante.

Si regularizo mi base de datos, ¡voy a perder la mitad de los registros!

Todos los que manejamos bases de datos nos enfrentamos estos días a esta disyuntiva:

“Tengo que regularizar mi base de datos por el nuevo o GDPR, si lo hago voy a perder un gran porcentaje de mis registros y si no, me arriesgo a una posible multa.”

Debido a que no tenemos claro que requisitos legales debemos cumplir (los recursos de la web de la AGPD son numerosos, pero después de un buen rato navegando por ellos sigue sin quedar claro que tenemos que hacer en cada caso. En mi opinión deberían explicarlo de una forma más sencilla, porque en realidad no es nada complicado), nos enfrentamos a la decisión de si enviar el email que regularice nuestra base de datos o no.

Es nuestro gran temor, si cumplo con la ley pierdo registros y si no me arriesgo a que me pongan una multa.

¿Qué pasa si pierdes la mitad de los registros de tu base de datos por el RGDP? NADA

Muchos estaréis pensando que me he vuelto loco. Pero dejadme que me explique.

¿Cuál es vuestro objetivo de vuestra estrategia de ? Enviarles una comunicación y obtener una respuesta ¿no? Y ¿quiénes responden a estos correos electrónicos? Los que están realmente interesados, aquellos a los que verdaderamente les aportáis valor.

O visto desde otro punto de vista ¿cuál es el porcentaje medio de apertura de tus envíos? Los porcentajes medios normales suelen estar en torno al 30%.

¿Qué quiere decir? Que para el 60-70% de tu base de datos tus envíos no son relevantes. Es verdad que no podemos aplicar una regla fija, porque no siempre son los mismos los que abren tus correos electrónicos. Puede que algunos abran uno de cada n envíos.

La realidad es que hay un núcleo base que los abren con regularidad, un porcentaje que lo hacen de vez en cuando y una gran mayoría que no se dan de baja por si acaso envías algo interesante o simplemente porque es más rápido borrar el email que darse de baja (tus emails han convertido en correo gris. No son spam, pero no les hacen el menor caso).

¿Qué va a pasar si regularizas tu base de datos al nuevo RGPD?

En el caso de que tengas que enviar el email para regularizar tu base de datos, puede pasar lo siguiente:

  • Usuarios fieles (aquellos para los que tus emails son realmente relevantes): la gran mayoría aceptarán la nueva política de privacidad.
  • Usuarios “templados” (aquellos que abren alguno de tus emails): parte de ellos la aceptarán y perderás al resto.
  • Usuarios inactivos (aquellos que nunca o casi nunca abren tus emails): perderás a la gran mayoría.

Caso práctico: ¿cuántos registros vas a perder?

Pongamos un ejemplo práctico para jugar con los números y tratar de llegar a una cifra.

Tienes una base de datos de 1.000 registros y una tasa media de apertura del 30%:

  • Usuarios fieles: 300. Suponiendo que el 80% acepten perderías: (1.000*30%=300. 300* 20% = 60) 60 (6%).
  • Usuarios “templados”: suponiendo que sean la diferencia entre la media de apertura y la apertura máxima (en mi caso ese número es 20%) y que pierdes la mitad de ellos perderías: (1.000*20%=200. 200*50%=50) 100 (10%).
  • Usuarios inactivos: hablamos del 50% restante, es decir: 500 registros. Si suponemos que perdemos un 85%, hablamos de: (1000*50%=500. 500 * 85% = 425): 425 (42,5%).

Es decir que perderíamos (bajo estos supuestos pesimistas): 60+100+425 = 585 (58,5%)

Supongamos que definimos una serie de envíos condicionales (marketing de automatización) y conseguimos recuperar un 5% extra. Al final estamos hablando de perder el 53,5% de tu base de datos

Habría que hacer estos cálculos con números reales de nuestras bases de datos. Mi objetivo es que tengáis un escenario de partida y una metodología sencilla para hacer los cálculos en base a vuestros datos.

Está claro que perder el 48% de una base de datos puede ser un drama, pero ¿qué parte de la base de datos has perdido? La que nunca o casi nunca responde a tus emails, por lo tanto ¿qué has perdido realmente? NADA.

Lo que realmente has hecho es limpiar tu base de datos

A partir de la regularización tu tasa de apertura pasará a ser del 80-85%, y el número de clics será similar al que tenías antes. En unas semanas volverás a tener prácticamente el mismo tráfico y habrás ganado el ser consciente de que para que tu base de datos sea realmente útil en tu estrategia de marketing, tienes que enviar contenidos relevantes, tienes que segmentar, vigilar la frecuencia de envíos, etc…. es decir, que tienes que hacer email marketing de verdad.

¿Vosotros que opináis? ¿cuáles son tus “miedos”? ¿qué has hecho para adaptarte al RGPD?

 

La imagen que acompaña al artículo (RGPD)

 

 

Etiquetas del texto
, ,
More from Tristán Elósegui

Mi resumen de la semana: n. 124

Noticias 1. El m-commerce aumenta las ventas de un negocio online una media...
Leer más

8 Comentarios

  • El problema es que como todas las empresas están enviado el mismo correo del cumplimiento del RGPD, el usuario ya está cansado de estos emails (yo el primero) y los borra sin llegar a abrirlos.

  • ¡Además eso! Tienes toda la razón.
    Además no tengo claro que los blogs deban realizar estos envíos para sus newsletters. La opinión más común es, mejor enviarlo “por si acaso”. Pero en todo caso, ¡no debemos tener miedo en enviarlo!

  • No puedo estar más de acuerdo contigo Tristán.

    Tras darle muchas vueltas yo he tratado de adaptar mi blog y mi base de datos al nuevo GDPR y la verdad es que, aunque es obvio que voy a perder muchos registros (y eso me daba pánico) ahora, revisando por encima quienes han aceptado la nueva política de privacidad y quienes no, me doy cuenta que ha merecido la pena porque ahora mis registros son de mucha más calidad.

    Además he aprovechado para preguntarles por sus intereses en el formulario y a partir de ahora podré segmentar mejor mis newsletters, algo que siempre quería hacer y nunca encontraba el momento.

    Pregunta. He adaptado el aviso legal, la política de privacidad, el formulario de suscripción y el formulario de contacto. Pero… algo he leído de que también se deben adaptar los formularios para comentar en los post. ¿Sabes algo de esto?

    Thanks,

  • Estos procesos de cambio siempre son difíciles y lo hagamos como lo hagamos, siempre vamos a perder algo en el camino. Lo importante es tener claro el enfoque que comentas y además transformar el cambio en una oportunidad.

    Yo también estoy en proceso de adaptar la web. Si, en los comentarios también hay que añadir el texto legal debajo del formulario.

  • la configuración de la base de datos, no se debe perder nada de información. cuando se realice un cambie de base de datos, si la migración de datos no presenta datos corruptos.

  • Comparto absolutamente tu reflexión, Tristán. ¿Pará qué sirve una base de datos enorme si la tasa de apertura de correos es muy baja? Ni hablar de conversiones. ¿No es mejor y evita frustración hablar a quien quiere o necesita escucharte? O desde el otro lado hacer constar de que quieres seguir ahí.
    Yo también lo he visto como un modo de querer manifestar esa “renovación de votos” (o no) y de actualizar, de verdad, una autorización que en muchos casos podía haberse quedado obsoleta con el transcurso del tiempo y el desarrollo de cada proyecto.
    ¡Gracias por el post! 🙂

  • ¡Muchas gracias Marta!

    El gran problema es que este cambio de legislación ha cogido por sorpresa a muchas empresas y particulares. Y para los ecommerces y grandes webs ha supuesto un problema, pero por pura falta de planificación. De haberlo hecho bien, sólo hubiese supuesto una limpieza de la base de datos de los usuarios inactivos y una pequeña pérdida de usuarios “despistados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.