Las ocho claves para vivir mejor

Llega el tiempo de descansar, de desconectar un poco para cargar las pilas de cara al próximo curso.

El verano suele ser también un momento para reflexionar. Nos apartamos del día a día, tomamos algo de tiempo para nosotros y nos solemos hacer preguntas sobre nuestro presente y futuro.

¿Estoy contento con lo que hago? ¿Qué cosas estoy haciendo bien? ¿cómo puedo solucionar este o aquel problema? ¿qué necesito para mejorar?

Cómo resultado de apartarnos del día a día y de nuestras reflexiones, volvemos con una serie de propósitos. Es como el primero de año, pero a lo bestia. Y sucede todos los años.

Mi propuesta (voy a tratar de aplicarme el cuento yo también), es que parte de esas reflexiones salgan de las ocho claves para vivir mejor que nos plantea Valentín Fuster.

  1. ¿Quién es Valentín Fuster?
  2. Las ocho claves para vivir mejor según Valentín Fuster
    1. Las cuatro T para madurar personalmente
      1. T1: Tiempo de reflexión.
      2. T2: Talento
      3. T3: Transmitir positividad
      4. T4: Tutoría
    2. Las cuatro A que transmiten como nos presentamos al mundo
      1. A1: Actitud positiva
      2. A2: Aceptar quien eres
      3. A3: Autenticidad
      4. A4: Altruismo
  3. Vídeo Valentín Fuster

Por si no lo conocías de dejo un brevísimo resumen de su perfil:

¿Quién es Valentín Fuster?

Valentín Fuster es Director General del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC), Director del Instituto Cardiovascular y “Physician-in-Chief“ del Mount Sinai Medical Center (Nueva York). Tiene el premio Príncipe de Asturias de investigación científica y técnica (1996), Editor Jefe del Journal of American College of Cardiology, ha publicado varios libros… su currículum es impresionante.

Las ocho claves para vivir mejor según Valentín Fuster

Como cardiólogo imagino que se ha enfrentado infinidad de veces a situaciones límite, salvado innumerables vidas y afrontado la muerte de muchos pacientes. Entiendo que estas experiencias durante tan extensa carrera, le han ayudado a reflexionar sobre las cosas realmente importantes en la vida.

El Valentín Fuster divide estas claves en dos grupos:

  • 4 T: cómo maduramos personalmente.
  • 4 A: cómo nos presentamos al mundo.

Yo os doy mi propia interpretación de cada tema, al final del artículo tienes el vídeo con el resumen de su conferencia.

Las cuatro T para madurar personalmente

T1: Tiempo de reflexión.

Con el tiempo te vas dando cuenta de que el ritmo de vida y el estrés diario, a veces nos llevan a situaciones límite. La cabeza nos pide un descanso. Necesitamos claridad para enfocar bien nuestro día a día.

El problema es que no podemos tener vacaciones cada semana para tener estos momentos de reflexión, por eso es bueno que adquiramos el hábito de meditar cada día durante unos minutos.

Valentín Fuster dice hacerlo durante 15 minutos cada día. En cada artículo que he leído sobre de productividad de grandes personajes públicos, este es un consejo que se repite constantemente.

Creo que es de los hábitos más importantes, y de los más fáciles de incorporar. En mi caso aprovecho mis paseos matutinos con el perro para planificar el día y por las tardes busco 10 minutos para aplicar técnicas de relajación. Esto combinado con algo de deporte te cambia el día.

T2: Talento

En ocasiones nos obsesionamos con imitar los talentos de los demás. Vemos que alguien tiene éxito en un área y tratamos de imitar su camino, o estamos buscando de trabajo, y tratamos de convertirnos en un experto en un área donde hay trabajo de la noche a la mañana.

Cuando oímos la frase tópica de “persigue tus sueños”, yo me trato de traducirla a talento.

Durante muchos años he tenido esta conversación innumerables veces con mis alumnos. Es especialmente común en aquellos que se están tratando de reciclarse (del off al on) o en aquellos que están buscando trabajo.

Mi consejo a este respecto, suele ser siempre el mismo.

“No trates de construirte una carrera nueva, complementa tus conocimientos y experiencia actuales con lo que necesites para mejorar”.

Es decir, no empieces desde cero. Pasado un tiempo de carrera profesional, no tiene sentido (no digo que no se pueda conseguir), tirar todo por la borda y hacerte especialista en algo desconocido para ti.

En la época de la crisis económica era tremendo ver a profesionales con una dilatada carrera, preguntar si deberían hacerse community managers (con todos mis respectos). Hablaban de eso, porque era el perfil demandado en ese momento, podría haber sido cualquier otra cosa.

Yo siempre trataba de hacerles ver, que ponerse a competir con la gente que esta preparada desde el primer minuto para ese puesto, partiendo de cero era una locura y una fuente de frustración.

En mi opinión, el camino a seguir es preguntarse ¿qué hago bien? ¿qué me apasiona? (solo recomiendo el cambio de carrera profesional, si tu trabajo no coincide con tu pasión), ¿qué haría que me levantase cada mañana deseando ir a trabajar? Y partiendo de estas respuestas, buscar un camino para conseguirlo.

T3: Transmitir positividad

Soy un convencido de esto. “Lo positivo atrae a lo positivo”.

Cuando afrontamos cada día desde lo positivo, cuando somos positivos o conseguimos cambiar nuestro estado de ánimo para serlo y somos capaces de transmitirlo, suceden cosas buenas a nuestro alrededor.

Para empezar tu día cambia. Las relaciones con los que tienes alrededor mejoran. Las cosas te salen mejor… y todo esto provoca una ola de consecuencias positivas. Tanto a nivel personal, como profesional. Eres una persona con la que da gusto estar, y que además, cada día intenta hacer mejor las cosas. Es una combinación que no puede fallar.

Piensa en el caso contrario, piensa en una persona negativa. ¿te apetece estar con ella? ¿te parece que es una persona que da el 120% en su trabajo? ¿es una persona que se relaciona bien con los demás?

Por supuesto habrá casos y casos, pero en la mayoría de ellos, lo que funciona mejor es lo positivo.

T4: Tutoría

Para evolucionar en tu carrera profesional, es muy importante que tengas una referencia, una persona que te guíe por el camino que estás siguiendo.

Un tutor o mentor, va a hacernos un diagnóstico de nuestra situación y a recomendarnos los pasos a seguir para avanzar más rápido en la dirección adecuada. Además nos dirá como reforzar nuestros puntos débiles y evitar los principales errores.

Es un atajo hacia nuestro futuro. No tiene recetas mágicas, pero su experiencia combinada con nuestro esfuerzo nos va a ayudar de una manera increíble.

Las cuatro A que transmiten como nos presentamos al mundo

A1: Actitud positiva

Directamente relacionada con la tercera T. La positividad nos ayuda a transformarnos internamente y al proyectarla hacia los demás, transforma nuestro entorno.

Como decía, lo positivo atrae a lo positivo. Una buena actitud genera una ola de buenas cosas a tu alrededor.

A2: Aceptar quien eres

Para ser positivo, y en definitiva, para ser felices, lo primero es aceptarnos a nosotros mismos. Con nuestras virtudes y nuestros defectos. Aceptar nuestra situación actual con serenidad. No quiero decir que tengamos que contentarnos con lo nuestra situación actual, pero si aceptarla y plantearla como punto de partida.

Al final nos damos cuenta de que tal y como somos, estamos llenos de capacidades y el mundo nos presenta infinitas posibilidades.

Para arreglar algo tenemos que saber cómo funciona, ¿no? Pues para solucionar nuestros problemas y mejorar nuestro futuro, tenemos que empezar por conocernos a nosotros mismos.

A3: Autenticidad

Algo tan escaso en general, pero especialmente en los entornos digitales. Es increíble ver como a través de las redes sociales, nos venden felicidad, éxito… un modo de vida 10 y como mucha gente lo compra. Y esto alimenta el ego de unos y la imaginación/envidia de los otros.

La realidad es que todos somos iguales. Detrás de esas fotos están los mismos problemas y necesidades que las nuestras. Es verdad que en algunos casos hablamos de personas con mucho dinero y poder, pero aun así tienen los mismos problemas personales y necesidades que tu.

Recuerda que a este mundo llegamos sin nada y nos iremos sin nada. Lo importante es lo que llevas dentro y el bien que haces a tu alrededor.

Ser una persona auténtica, implica ser la misma persona en cualquier situación. En lo profesional, en lo personal, en las redes sociales, etc. Pretender tener una vida que no tienes, no te lleva a ningún sitio positivo.

A4: Altruismo

Este último consejo me gustó mucho. No es fácil de aplicar de forma continua, pero es completamente cierto.

Las personas más felices son las que más dan. No hablo de dinero, hablo de la vocación de servicio a los demás, de ayudar al prójimo y al próximo.

A veces pensamos somos altruistas por hacer una donación para ayudar a las personas más necesitadas o durante una catástrofe natural. Por supuesto que es algo fantástico, pero es una forma de cumplir el expediente.

Ayudamos a alguien que está lejos. Sabemos que hacemos algo bueno, pero no nos implicamos. Es más fácil ayudar al que está lejos, que al que está cerca y te resulta difícil tratar o te supone dedicar tu tiempo.

En mi opinión, el altruismo real empieza por el “próximo”. Ayudar a esa persona cercana que tiene un problema real, a un familiar o amigo cercano que necesita tu ayuda…. es el tipo de servicio que más cerca tenemos, pero el que más nos cuesta.

Creo que si rompemos esa barrera de la cercanía y descubrimos la felicidad que genera a nuestro alrededor, encontraremos la manera de aplicarlo a nuestro negocio.

No hay mejor receta para el éxito que la voluntad de ayudar a los demás con tu trabajo o tus productos.

Para terminar te dejo con el vídeo de la charla de Valentín Fuster:

Vídeo Valentín Fuster

 

La foto que acompaña al artículo (felicidad) es de ShutterStock

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete a mi newsletter

*Revisa tu email para confirmar la suscripción (no olvides mirar en tu carpeta de spam)

Responsable: Tristán Elósegui, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en la plataforma de email marketing con la que trabajo: E-goi Lda, número de identificación fiscal 514727420, con sede en Av. Menéres, 834, freguesia de Matosinhos, municipio de Matosinhos. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en tristan@tristanelosegui.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad

Deja un comentario