Las ventas B2B han cambiado para siempre

La crisis provocada por el COVID-19 está cambiando infinidad de aspectos de nuestras vidas. El cambio más radical, y más evidente, lo han provocado los confinamientos y las limitaciones de movimiento.

En lo digital, el coronavirus ha cambiado nuestros hábitos de uso de Internet (compramos más, consumimos más contenidos, usamos más servicios digitales,…), y como consecuencia las empresas se han tenido que adaptar. Esto ha acelerado su transformación digital de una forma exponencial.

Algunos cambios en los hábitos son temporales, pero otros se van a establecer como nuevos estándares. Y mi sensación, es que estos cambios los vamos a ver más rápido en el contexto profesional.

El primer cambio evidente ha sido el teletrabajo. Este era un cambio que se veía venir desde hace tiempo. Muchas empresas ya utilizaban esta fórmula como forma de motivar a los empleados y de ahorrar costes.

Durante el confinamiento ha sido la única forma de trabajar para una inmensa mayoría. Y hemos de reconocer que con resultados dispares. Las empresas han conseguido, a duras penas, adaptarse. Pero parece que el teletrabajo de larga duración no tiene resultados tan positivos (baja el rendimiento y el compromiso de los empleados, etc.), pero este es otro tema.

Más allá de estas consideraciones, se han visto cambios importantes en los sectores más profesionalizados. Me ha gustado, como siempre, el análisis que ha hecho Mckinsey a este respecto sobre el .

1. El sector B2B prefiere las ventas digitales a las ventas en persona

Desde hace muchos años las empresas están buscando cómo reducir los costes económicos y de oportunidad de los viajes de trabajo (comerciales, de prospección, etc.).

Con las diferentes evoluciones tecnológicas, y sus consiguientes adopciones por parte de los usuarios, hemos visto cómo se han ido reduciendo estos viajes.

Pero a esta tendencia, todavía se le resistía la creencia de que ciertas cosas no se pueden hacer por medio de una vídeo conferencia (yo sigo creyéndolo para ciertos temas).

Pero llegó el confinamiento a nivel mundial, y resulta que no se podía viajar. En este contexto Mckinsey hizo estudio a nivel mundial que, entre otras cosas, concluía que:

Tres de cada cuatro compradores y vendedores, prefieren hacer negocios a distancia antes que hacerlo en persona

Como podéis ver en la gráfica, esta preferencia varía en función de la etapa del proceso de compra. Lo digital gana peso al principio y al final, pero a la hora de cerrar, aumenta el peso de lo presencial. Lo cual tiene todo el sentido ¿no? Y más para ciertos sectores, donde los presupuestos son altos, las relaciones comerciales son a medio largo plazo, y como consecuencia es necesario un contacto en persona para cerrar detalles, conocer a los equipos, etc. y lo más importante generar los lazos que creen una relación de confianza.

Mckinsey - relación actual con proveedores es digital

Y como veis en la siguiente, este sentimiento a favor de las relaciones comerciales a distancia es mundial.

En España un 44% piensa que el modelo de ventas digitales ha mejorado sus resultados

Mckinsey - Eficacia del canal digital B2B por país

2. Los clientes B2B hacen compras digitales por importes altos

En contra de lo que podríamos pensar, las operaciones comerciales digitales se cierran por importes altos.

Un 70% cerraría operaciones por encima de 50.000 $ y un 50% lo haría por más de 500.000 $

Me gustaría ver estos datos por país, porque mi sensación es que variará bastante. Pero de todos modos, es un dato que al tiempo me sorprende y me agrada. Creo que estamos rompiendo unas barreras que, como mencioné al principio, llevábamos tiempo tratando de derribar.

Además de la consideración de los costes y tiempos de negociación, creo que la aceptación del canal digital como canal preferido amplía nuestras posibilidades de hacer negocios.

En mi caso, y por primera vez, he empezado a trabajar con clientes de consultoría a los que todavía no conozco en persona y he participado como conferenciante en eventos en los que hubiese sido descartado por los costes de desplazamiento y estancia (me refiero a los viajes a Latinoamérica).

3. Facilitadores del cambio a digital: video y chat online

Como era de esperar, los grandes facilitadores del cambio han sido el vídeo y el chat online, como herramientas para cerrar operaciones comerciales.

Durante el COVID el modelo comercial tradicional disminuyó un -52% y por el otro lado, las relaciones comerciales aumentaron un +41% vía vídeo chat y +23% vía chat

Este cambio se ha visto acompañado por un crecimiento en la facturación obtenida a través de video conferencias.

La mayor parte de operaciones comerciales cerradas con éxito (+69%) fueron a través de vídeo conferencias y un +31% por vídeo chat. En todos los casos, los encuestados seleccionaron estos canales por encima del teléfono.

4. El futuro de las ventas B2B es digital

Desde hace años vemos cómo las ventas digitales se están asentando. Tenemos grandes expertos en este cambio apostando fuerte por este canal. Y viendo las respuestas en este estudio, parece que este es uno de los cambios va a permanecer después del COVID-19.

Según vemos en los datos de Abril 2020, un 80% de los encuestados pensaban que este esquema se mantendrá más allá de 12 meses. Ante esta pregunta en el mes de Agosto 2020 (con lo mayoría de los países desconfinados), las respuestas positivas aumentaron hasta el 89% (+13%).

Es posible que sea porque nos estamos acostumbrando a vivir con el virus y nos empezamos a hacer a la idea de que nos va a acompañar durante un tiempo, pero mi sensación es que, al igual que con la transformación digital, el coronavirus ha supuesto un salto enorme para el B2B.

Además este sentimiento se refleja en la intención de inversión de los gestores de las empresas B2B

El 41% piensa aumentar sus inversiones en CAPEX y un 40% en OPEX

En este blog he hablado varias veces de este cambio. Me gustaría saber cómo han cambiado los datos de ventas online desde que escribí Los negocios B2B ya son digitales en 2018. Si entonces ya teníamos datos para afirmar esto, ¿qué podríamos decir ahora?

¿Si todos hemos evolucionado digitalmente durante los confinamientos, ¿qué deberían hacer las empresa B2B para adaptarse?

En mi opinión las empresas B2B deberían repasar los pilares de su estrategia de marketing para adaptarse a los cambios y proponer nuevos procesos y herramientas que los faciliten. Y, como sabéis, esto requiere cambios mucho más allá de poner un chat en la web, requiere un tiempo de reflexión y la introducción del pensamiento estratégico en las empresas.

 

La imagen que acompaña a este artículo (venta B2B digital) es de Shutterstock

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete a mi newsletter

    *Revisa tu email para confirmar la suscripción (no olvides mirar en tu carpeta de spam)

    Responsable: Tristán Elósegui, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en la plataforma de email marketing con la que trabajo: E-goi Lda, número de identificación fiscal 514727420, con sede en Av. Menéres, 834, freguesia de Matosinhos, municipio de Matosinhos. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en tristan@tristanelosegui.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad

    2 comentarios

    • Miguel Palau Contestar

      En España lo veo más a medio plazo. Hay muchos sectores que aún siguen viendo el trato en persona como el 90% de su negocio, aunque las necesidades del momento te inviten a apostar por lo contrario, no hay manera…

      • Tristán Elósegui Contestar

        Muchas gracias por tu aportación Miguel! Si, es cierto que requiere una transformación cultural + cambio generacional en muchos casos. Creo que estos datos nos dan una pista sobre lo que viene y nos animan a prepararnos! Para un porcentaje ya es una realidad (sobre todo negocios internacionales), para el resto algo que veremos en ¿2021? como algo común?

    Deja un comentario