Vivir el propósito desde dentro de la empresa

Cuando hablamos de propósito de marca para una empresa, solemos enfocar sus beneficios hacia fuera. Pensamos en el propósito sólo como en una herramienta que nos permita mejorar nuestros resultados.

No me entendáis mal, así tiene que ser, lo único es que estos resultados positivos llegan como consecuencia de que nuestro objetivo sea la aportación de más allá de las ventas. Es decir, poniendo primero a nuestra audiencia y esperando su respuesta positiva en forma de compras y no al contrario.

Podríamos hacer un listado enorme, pero si resumimos las aportaciones del propósito de marca, las más importantes son:

La conexión entre el propósito de marca y los empleados es la clave del éxito

Lo que hemos visto hasta ahora, esta es la teoría. Para que esto suceda debemos implementar el propósito de marca en nuestra empresa con éxito. Y este éxito empieza, como siempre, por las .

La visión del propósito con la que he iniciado el artículo, es la más común: “pongamos en marcha el propósito para vender más”, y por esto, los esfuerzos se centran primero en la audiencia.

Pero ocurre que el propósito también nos conecta con los empleados de la empresa. Y este es el punto clave para que el propósito tenga éxito en nuestra organización.

En marketing, como en muchas facetas de la vida, las cosas se hacen de dentro a fuera y de menos a más.

Si nuestros empleados conectan con el propósito de la empresa, sabrán organizar su trabajo y transmitirlo a los clientes con esa misma intensidad. Esto nos llevará a una conexión plena: empleados-marca-audiencia y a una multiplicación de los efectos transformadores del propósito en nuestra empresa.

La magia ocurre cuando hay una conexión entre el propósito de la marca y el del empleado.

¿Os imagináis trabajar en una empresa que os permite vivir vuestro propósito personal?

Los beneficios para el propio empleado y para la empresa son inmensos: mayor compromiso, mejor ambiente de trabajo, mejores resultados, , seguridad, sentimiento de pertenencia,…

Para hacerlo realidad en la empresa, tenemos que establecer las políticas que lo hagan posible. Desde la parte más estratégica (aplicación del propósito a la estrategia de negocio) para que sirva como faro, a las políticas de comunicación interna, grupos de trabajo, actividades concretas para potenciarlo, etc.

A nivel interno, el propósito debe convertirse en la referencia para orientar nuestro trabajo, para actuar de filtro para la selección de personal y como una forma de cohesionar equipos.

Si el propósito de la marca es la razón por la que se creó la empresa y la que nos conecta con la audiencia, ¿cómo no la íbamos a usar para conectar con nuestros empleados que son quienes nos representan en el mercado?

¿Qué ejemplos conoces de empresas que apliquen su propósito internamente?

 

La imagen que acompaña al artículo (trabajo en equipo) es de ShutterStock

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete a mi newsletter

    *Revisa tu email para confirmar la suscripción (no olvides mirar en tu carpeta de spam)

    Responsable: Tristán Elósegui, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en la plataforma de email marketing con la que trabajo: E-goi Lda, número de identificación fiscal 514727420, con sede en Av. Menéres, 834, freguesia de Matosinhos, municipio de Matosinhos. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en tristan@tristanelosegui.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad

    Deja un comentario