El marketing digital es mucho más que Facebook

Uno de los efectos de estar en contacto con tantas empresas diferentes a través de las mentorías, es que recibo un montón de inputs diferentes cada semana. Es algo muy enriquecedor.

Las empresas para las que trabajo en las mentorías suelen estar en etapas iniciales y/o tienen una experiencia limitada con el y necesitan ayuda para dar consistencia a su y definir la mejor para su caso concreto.

En este me encuentro con todo tipo de creencias relacionadas con el marketing digital y patrones muy similares. Y muchos de ellos se repiten una y otra vez desde hace años. La frase que resume el tópico podría ser:

Para muchas empresas marketing digital = Facebook

Por otro lado he recibido instrucciones para definir programas de formación diciendo “por favor, enséñales que marketing digital no es Facebook”, así que, ¡no todo está perdido! 🙂

Pero por mucho que un porcentaje de nosotros lo tengamos claro, hay una inmensa mayoría que ante cualquier necesidad, proyecto o tipo de empresa tiene una única respuesta Facebook + Instagram (en estos casos la estrategia suele brillar por su ausencia).

¿Qué ocurre? ¿estas dos redes sociales son la solución a todos nuestros males? Muchos creen que sí, pero la verdadera razón es que son las que nos permiten hacer campañas con una inversión mínima.

El problema está cuando pretendemos dar solución a todas las necesidades de marketing de una empresa a través de estas dos redes sociales. Nos quedamos no cortos, lo siguiente.

Solo pensemos en la actividad de nuestros buyer persona ¿cómo compran? ¿qué tipo de canales digitales usan más? ¿cuáles son los puntos de contacto digitales que podemos aprovechar? Si a este tipo de preguntas, solo respondemos: redes sociales. Entonces sí, pero para el 99,99% restante de los humanos existen otros muchos canales digitales, y no digitales, donde pasan su tiempo y utilizan para tomar su decisión de compra.

Por lo que si una empresa tipo (), que normalmente tiene una marca poco establecida fuera de su círculo, reduce sus acciones de marketing a campañas de social ads es firmar un retorno negativo casi, casi asegurado.

¿Cómo decidimos cuáles son los canales digitales más adecuados para mi empresa?

Una idea está clara hasta el momento: si queremos tener buenos , debemos poner en marcha estrategias multicanal.

Para decidir cuál es la mejor combinación de para mi empresa, primero debo analizar cuáles son sus necesidades. Además de las ventas, ¿qué otras cosas necesita mi empresa para conseguir sus objetivos? ¿en qué otros puntos del proceso de decisión de compra debe incidir nuestra estrategia de marketing?

Las respuestas a estas y otras muchas preguntas pueden ser:

  • Visibilidad: no somos lo suficientemente conocidos entre nuestra audiencia.
  • Reputación: nuestra marca no está correctamente posicionada.
  • Producto: a nuestros clientes potenciales les cuesta entender nuestra .
  • Distribución: nuestro producto no es de fácil acceso.
  • Costes: necesitamos reducir el coste de captación.
  • Competencia: hay una empresa dominante y tenemos poco margen de actuación.

Como profesionales del marketing debemos ser capaces de dar respuesta a estas y otras muchas situaciones.

Volviendo a la introducción de este artículo por un momento. De verdad, ¿alguien puede creer que podemos dar respuesta a estos temas con campañas de social ads? ¡Espero que ahora tengas clara la respuesta!

Para dar respuesta a cada una de estas necesidades podemos seleccionar diferentes canales digitales o soluciones estratégicas. Por poner algunos ejemplos:

  • Problemas de visibilidad: normalmente la respuesta fácil son los medios pagados, aunque siempre hay una segunda cara que nos habla de la relevancia del mensaje (y la solución a este problema no es una mayor inversión).
  • Mala o poca reputación (imagen de marca): estrategia de marca, RRPP, influenciadores o contenido.
  • Producto mal acogido por el mercado: redefinición de la propuesta de valor, nuevas funcionalidades, contenidos explicativos y algunas de las tácticas usadas para la mejora de la reputación.
  • Distribución insuficiente: aumento de los canales de venta digitales, agregadores, acuerdos, presencia offline,…
  • Costes elevados: contenidos, sinergias Google Ads/SEO, email marketing, marketing de afiliación, redes sociales,…
  • competencia: redefinición de nuestro posicionamiento, long tail,…

En el marco de la definición de una estrategia, estas son el tipo de respuestas que debemos dar.

Otro enfoque que podríamos darle a las necesidades de la empresa está en los tiempos de respuesta. Es decir, los plazos en los que la empresa necesita resultados ante una situación concreta.

Si hablamos de corto plazo los medios más adecuados son los pagados, sin lo que buscamos es una en los resultados el marketing de afiliación puede ser una buena respuesta, si buscamos medio plazo y costes decrecientes podemos pensar en contenido y SEO,…

Como ves la selección de los medios más adecuados depende mucho de las necesidades de la empresa. Así que salgamos del enfoque mono canal, mono respuesta y ¡miremos más allá!

 

La imagen que acompaña al artículo (alternativas)

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete a mi newsletter

    *Revisa tu email para confirmar la suscripción (no olvides mirar en tu carpeta de spam)

    Responsable: Tristán Elósegui, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en la plataforma de email marketing con la que trabajo: E-goi Lda, número de identificación fiscal 514727420, con sede en Av. Menéres, 834, freguesia de Matosinhos, municipio de Matosinhos. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en tristan@tristanelosegui.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad

    Deja un comentario