¿Qué es un emprendedor? ¿tienes el perfil necesario para serlo?

Esta es de las definiciones que parecen sencillas, ¿verdad? Es una cuyo significado se entiende fácilmente. Pero eso es hasta que sales del diccionario.  Este es uno de los temas en los que he profundizado últimamente al escribir mi nuevo libro (te lo cuento al final del artículo en un vídeo).

Definición de emprendedor 

Empecemos por “nuestro” diccionario, es decir, Wikipedia

«Un emprendedor es una persona que identifica una oportunidad y, conociendo los riesgos, emprende la acción de organizar los recursos necesarios para convertirse en creador o fundador de una empresa o negocio, con la finalidad de aprovechar dicha oportunidad, obteniendo una respectiva ganancia.»

Pues siendo sinceros, una vez leída, no me gusta demasiado esta definición. Me parece un poco enrevesada, mal construida (¿emprende la acción de organizar los recursos necesarios?), y con algunas medias verdades: ¿conociendo los riesgos? (¡ja!), ¿para convertirse en fundador? (bueno, esto si, más de uno se muere por actualizar su Linkedin y poner “CEO&Founder” 😉 )…

No pasa nada Wikipedia, aciertas muchas veces y nos das luz en un montón de temas. Pero parece que en los que son relativamente sencillos, te lías. No soy yo el maestro de las definiciones, más bien lo contrario, pero estaréis de acuerdo conmigo que de la Wikipedia es un poco floja, ¿no?

Vamos con mi definición, más bien lo que yo entiendo por emprendedor.

Significado de emprendedor

«Un emprendedor es una persona que tiene una idea de negocio, define el la oportunidad de negocio, monta un equipo de trabajo, define el proyecto, pone en marcha el plan de negocios y trabaja 24/7 para sacarlo adelante»

Esta definición representa a la gran mayoría de los emprendedores en sus primeros pasos. Evidentemente en función del nivel de formación y experiencia, este proceso se profesionaliza y perfecciona.

Empezamos a hablar de validación de los modelos de negocios, estudio de mercado, rondas de financiación, ENISA, equipo de trabajo equilibrado, pacto de socios, estrategia de negocio y marketing, etc.

Pues en ese punto entre mi primera definición y los términos a los que me refiero después, es donde me encuentro a un gran porcentaje de emprendedores con los que trabajo.

Uno de mis principales objetivos en mis mentorías es llevarlos del punto A (tengo una idea y no sé cómo ponerla en marcha) al punto B (tengo un modelo de negocio que sé que funciona y tengo clara la estrategia). Los puntos C y siguientes dependerán del tipo de negocio, estructura necesaria, etc. etc.

Mi trabajo con estos emprendimientos continúa con la implementación y optimización de los resultados del proyecto empresarial.

Características de un emprendedor

¿Cómo tiene que ser?, ¿cuál es el perfil óptimo de un emprendedor exitoso?, ¿cuáles son sus principales características? Y si estás emprendiendo la pregunta crucial es ¿tengo el perfil necesario para ser emprendedor?

Esta es una de las preguntas que trato de ayudaros a responder en el libro (tenéis un test para averiguar vuestro perfil de emprendedor y que necesitáis para complementarlo en caso de que no sea el óptimo), pero vayamos a lo sencillo.

Más allá de trabajo duro, suerte, elegir el momento de mercado adecuado la lanzar, etc., ¿qué características debe tener un emprendedor?

En mi opinión debe:

  • Tener visión y sentido común tanto para la idea de negocio, como para saber identificar los momentos adecuados para reorientar el negocio, tener claro dónde debe poner el mayor esfuerzo en cada momento, valorar los riesgos económicos, etc.
  • Debe tener una alta capacidad de trabajo y entrega, para lanzar el negocio y persistir en la idea (siempre que esté validada). Los emprendedores tienen un estilo de vida diferente al resto de los profesionales (la vida personal y profesional se combinan).
  • Necesita un alto nivel de conciencia, tanto para trabajar en un proyecto desde lo que mejor hace y más aporta al mercado (propósito), como para conocer sus límites y buscar el equilibro personal (salud, gestión del estrés, etc.) y profesional.
  • Tener una mentalidad de aprendizaje continuo para poder poner en marcha esas ideas innovadoras y que los diferentes modelos de negocios a los que debe pivotar puedan hacerse realidad. Esta forma de ver las cosas potencia su capacidad de innovación, la generación de ideas de negocios y minimiza los riesgos de estancamiento.

Podría seguir profundizando y detallando porque los matices son muchos. Pero creo que la idea se capta de sobra con estos tres puntos.

Tipos de emprendedores

Pero no hay solo un tipo de emprendedor. Si buscas sobre esta temática en Google podrás ver diferentes clasificaciones por su objetivo, carácter, finalidad del emprendimiento, emprendedor digital, emprendedor social, etc. Efectivamente posibles clasificaciones y tipos hay muchos. Pero yo las reduzco a dos porque creo que estos son los tipos de emprendedores en los que no se piensa demasiado:

  • Emprendedor digital estándar: al que acabamos de describir.
  • Intraemprendedor: dentro de una empresa se pueden dar dos casos:
    • Departamento de innovación o similares: aquí encontramos un perfil híbrido entre innovación y emprendimiento interno. Estas personas son responsables de mejorar productos o procesos existentes y de crear nuevas líneas de negocio basadas en la innovación.
    • Proyectos estratégicos: este caso es el más común y el que creo que más se parece al emprendedor estándar. Es una persona, de cualquier departamento, que tiene que poner en marcha un proyecto estratégico. Para hacerlo con éxito debe dar pasos similares y tener un perfil similar al emprendedor estándar. Debe:
      • Dar forma al proyecto.
      • Montar un equipo.
      • Movilizar recursos.
      • Definir una estrategia.
      • Convencer a los stakeholders
      • Definir una planificación.
      • … como veis es muy similar.
    • Tiene algunas ventajas con respecto al perfil estándar, pero también una serie de dificultades que este no tiene.

Cuando este tipo de emprendedores están centrados en poner en marcha o empezar a sacar partido del marketing (en los que también me enfoco en mi libro), se trata de proyectos retadores, pues el primer cambio necesario es cultural (la inmensa mayoría de las empresas sigue sin entender el funcionamiento del canal digital).

Para definir y/o optimizar una estrategia de marketing debemos empezar a buscar las respuestas mucho antes de las campañas y sus resultados.

El motivo de que estos no lleguen con el volumen y calidad suficientes suele estar en los pilares estratégicos (adecuación producto – perfil de audiencia, propuesta de valor, canales de distribución adecuados, precio, competencia, etc.) y se combinan con problemas más tácticos (web, campañas, inversión, etc.)

Para terminar el artículo os dejo una pequeña reflexión en vídeo sobre este tema:

 

 

La imagen que acompaña al artículo (emprendedores) es de Freepik

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete a mi newsletter

    *Revisa tu email para confirmar la suscripción (no olvides mirar en tu carpeta de spam)

    Responsable: Tristán Elósegui, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en la plataforma de email marketing con la que trabajo: Brevo, Sociedad por Acciones Simplificada (Société par actions simplifiée), inscrita en el Registro Mercantil de París con el número 498 019 298 y con domicilio social en 7 rue de Madrid, 75008 Paris, France. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en tristan@tristanelosegui.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad

    1 comentario

    Deja un comentario