¿Cuál es la mejor estrategia de marketing digital para una Pyme?

Si queremos aumentar nuestras posibilidades de éxito con nuestra estrategia de marketing no podemos tener planteamientos simplistas y/o mono canal. Es decir:

  • Algo relativamente común en las Pymes es que tienden a apostar por optimizar su presencia en su canal “preferido” y prácticamente obviar el resto. Entiendo que depende de la experiencia del que lo gestione, pero es curioso ver como esto se repite.
  • De la misma manera, no deberíamos apostar por estrategias o de volumen o de segmentación.

En ambos casos la respuesta más adecuada para obtener los mejores resultados es definir la combinación más adecuada, para esa empresa, de los diferentes medios o estrategias.

Pero, ¿qué ocurre? Que la realidad de las Pymes es otra. Por un lado muchas veces no tienen a su alcance a las con la experiencia y formación adecuadas, y por otro no tienen presupuesto suficiente para poner en marcha campañas de pago para generar volumen de con cierta rapidez.

¿Qué puede hacer una empresa con recursos limitados para mejorar los resultados del marketing?

En anteriores artículos hablaba de la necesidad de que las Pymes busquen la manera de atraer a sus clientes en lugar de ir a buscarlos por medio del marketing de relevancia. Un marketing en el que un propósito de marca potente supla la falta de presupuesto para generar volumen de tráfico.

La realidad es que las Pymes, especialmente las pequeñas empresas y micro empresas, nunca van a tener presupuesto suficiente para impactar a una parte representativa de su audiencia.

Entonces, ¿qué pueden hacer?

La clave está en buscar volumen en un canal digital y complementarlo con el resto

Ante la imposibilidad de poner en marcha una estrategia de marketing completa en la que combinemos acciones de volumen y segmentación en todos los canales, debemos apostar por tratar de dominar el canal más adecuado para nuestra empresa.

Es decir, que si partimos del caso que exponía al principio del artículo, podemos llegar a una situación óptima (aunque no ideal): canal digital potente que genere tráfico, combinado con el uso del resto de canales para recoger los efectos de ese volumen y los transforme en (leads o ventas). Pero claro, esto requiere que las Pymes hagan un esfuerzo importante para modificar su estrategia y equipo.

Una cosa sin la otra no funciona. Podemos tener un propósito de marca potente, pero si no somos capaces de comunicarnos con un porcentaje representativo de nuestra audiencia, no vamos a conseguir tracción. Y si solo apostamos por volumen, pero no tenemos canales que transformen ese tráfico en conversiones, tampoco vamos a conseguir los resultados que buscamos (más allá de que muchas empresas no pueden permitirse ese lujo por limitaciones presupuestarias).

Es algo que estoy poniendo en marcha con varios de mis clientes en las mentorías, y parece que funciona.

¿Cuál es la mejor estrategia de marketing digital para una Pyme?

Siguiendo el razonamiento que os he planteado, y sin meterme en mucho detalle para no extenderme demasiado, creo que la mejor combinación de medios es la siguiente:

  • Canales de generación de tráfico: contenido (SEO y ).
  • Canales de conversión: email marketing y Ads (si estamos en B2B o en productos de alto precio en B2C, un pequeño call center puede marcar las diferencias).

Es decir, una estrategia basada en la generación de contenidos y en la optimización de su visibilidad tanto en buscadores, como en redes sociales. Apoyadas por dos canales que transformen ese interés inicial en buscadores y en la web (para aquellos que hayan mostrado un interés mayor y dejado su correo electrónico).

Obviamente una cosa es decirlo y otra es poner en marcha este tipo de estrategias con todas las consecuencias. No se trata de tener actividad en los canales digitales mencionados, se trata de hacerlos trabajar juntos y con la orientación mencionada.

Y, ¿qué hacemos para generar volumen de tráfico suficiente a base de contenido? No es una tarea fácil, pero os aseguro que funciona (lo digo con los datos de varios clientes en la mano ).

Para mí, la clave está en el foco y la constancia.  No se trata de generar contenido a lo loco. Debemos partir de un plan de contenidos que responda a las necesidades estratégicas de la empresa (contenidos que generen alcance y que ayuden a la toma de decisiones), y tener una constancia a prueba de bombas. Al final esa mejora acumulada de 1 % cada vez, genera una ventaja competitiva muy difícil de salvar.

Es algo que podemos aplicar a todos los ámbitos. Mejorar un poco cada día, todos los días. La suma de esos esfuerzos nos llevará a la mejor versión de nosotros mismos. Pensad en ejemplos de empresas o de grandes deportistas (por ejemplo).

Esto lo tenemos que combinar con el uso de nuestras “armas secretas” de conversión. De todos es sabida la efectividad de unas campañas de Google Ads bien montadas y gestionadas. Pero me encanta comprobar cliente tras cliente, como el, denostado por algunos, email marketing es el canal de conversión más efectivo de todas las empresas.

¿Qué opinas?, ¿conoces algún caso en el que se cumpla lo que planteo?, ¿tienes otras ideas que creas que puedan funcionar mejor?

 

 

La que acompaña al artículo (marketing digital para Pymes) es de Freepik

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete a mi newsletter

    *Revisa tu email para confirmar la suscripción (no olvides mirar en tu carpeta de spam)

    Responsable: Tristán Elósegui, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en la plataforma de email marketing con la que : Marketing Manager Servicios de Marketing, S.L.U., perteneciente al Grupo ISPD, con CIF B-84459791, que tiene su domicilio en Calle de Apolonio Morales 13C, 28036 Madrid. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en tristan@tristanelosegui.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad

    4 comentarios

    • Javier Contestar

      Recuerdo que hace años ya, había más de una herramienta que permitía tomar el contenido publicado en una red originalmente y la traspasaba a otras redes sociales más. No sé qué habrá sido de ese juguete. Probablemente, no mucho o al menos habría oído de ella, pero ni siquiera recuerdo su nombre,

      Otro tema ahora bastante conocido, es el enfocarse en el contenido de calidad, aquel que se hace con esmero, posición y ganas, y de ese original (generalmente extenso), particionarlo para reutilizarlo en modo cápsulas. Sería genial una herramienta que hiciera ese trabajo.
      Es lo que suele hacerse con YouTube, poner el empeño en el video largo y currado y a partir de ese, sacar múltiples Shorts (TikToks y Reels de Instagram).

      • Tristán Elósegui Contestar

        Muchas gracias por tu aportación Javier!
        La verdad es que las herramientas que mencionas nos suelen llevar a la distribución “masiva” de contenidos. Más con el objetivo de llenar un espacio, que de aportar algo de valor.
        Como decía en el artículo, creo que las empresas (especialmente las pequeñas y medianas), deben apostar por un canal digital concreto y tratar de dominarlo (para un segmento de población determinado). Cualquier esfuerzo extra suele acabar en abandono. El resto de canales digitales deben acompañar y complementar. Este tipo de empresas no tienen los recursos necesarios para hacer un buen papel en todos sitios.

    • Pingback: La estrategia de ventas que siempre funciona | Tristán Elósegui

    • Pingback: 5 Estrategias de Marketing Digital de Bajo Presupuesto para Pymes | Tristán Elósegui

    Deja un comentario