El Manual del Guerrero PyME: Cómo Ganar la Batalla del Mercado a las empresas grandes

La batalla de David contra Goliat: Estrategias de marketing digital para pequeñas empresas

En el mundo empresarial actual, las pequeñas empresas o Pymes tienen que competir contra grandes empresas. Estas últimas disponen de mayores recursos, presupuestos y equipos, lo que a priori puede parecer una desventaja insuperable.

Sin embargo, las pequeñas empresas tienen la oportunidad de competir e incluso ganar utilizando estrategias de marketing digital inteligentes y bien planificadas.

Claves para que las Pymes compitan con las grandes empresas

1. Enfócate en un nicho de mercado específico

Las grandes empresas suelen tener un público objetivo muy amplio, mientras que las pequeñas empresas pueden aprovechar su tamaño para especializarse en un nicho de mercado específico. Esto les permite conocer mejor las necesidades de sus clientes y ofrecer soluciones más personalizadas.

Al igual que os proponía en el artículo sobre cómo optimizar el presupuesto de marketing, la segmentación es una de las claves para encontrar huecos de mercado que te permitan competir, en mejores condiciones, con las grandes empresas.

La segmentación la podemos aplicar a casi todo:

  • Publicidad:
    • En Display buscando perfiles no tan comunes, acciones con redes de afiliación, temáticas complementarias, etc.
    • En Google Ads tratando de encontrar oportunidades en cadenas de búsqueda más largas (la famosa larga cola o long tail), usando palabras clave no tan comunes, pero con un volumen de búsqueda aceptable.
  • Localización: compagina el marketing en las grandes ciudades, con acciones en ciudades menos pobladas. Suelen estar menos atendidas y competidas.
  • Producto: crea un producto o una variante del actual que te permita diferenciarte.
  • Audiencia: posiciónate como la mejor alternativa para los segundos perfiles más interesantes de tu mercado o busca nuevos grupos de audiencia sin o poco explotados.
  • Existen muchas otras posibilidades: el objetivo es pensar en cómo encontrar un hueco en el mercado donde tengamos mayores oportunidades.

2. Personaliza la experiencia del cliente

Las grandes empresas a menudo tienen procesos estandarizados que pueden resultar impersonales. Las pequeñas empresas, por otro lado, pueden aprovechar su flexibilidad para ofrecer una experiencia de cliente más personalizada y memorable.

Es la ventaja de ser pequeño, puedes superar en servicio a tu competencia con relativa facilidad. Allí donde ellos automatizan o subcontratan para escalar, tú puedes diferenciarte ofreciendo una experiencia de cliente excepcional.

Obviamente es una solución a corto/medio plazo, pero te puede ayudar a dar el siguiente paso en la evolución de la empresa.

3. Velocidad e innovación

Las grandes empresas pueden ser más lentas a la hora de adaptarse a las nuevas tendencias del mercado. Las pequeñas empresas, por su parte, pueden ser más ágiles y responder rápidamente a los cambios en las necesidades de sus clientes.

Al igual que con el nivel de servicio, a la hora de innovar la pequeña empresa puede hacer pruebas mucho más rápidas y baratas que la grande.

Justo antes de escribir este artículo estaba reunido con un cliente con el que hablaba de la posibilidad de crear una línea básica de productos que nos sirviese para fijar un precio base en la mente de los clientes y así aumentar la tasa de conversión (manteniendo prácticamente el mismo margen. Al final el aumento de volumen, supera con creces la pérdida de margen).

El cambio ha sido más en la forma de ofrecer el producto, que realmente en procesos, fabricación, etc. etc.

4. Aprovecha las ventajas del marketing digital

Y por supuesto, el marketing digital. Estando en este blog, creo que no es necesario que lo justifique, ¿no?

Pero ya sabéis que las empresas que son ágiles y saben aprovechar las ventajas de los canales digitales, son las que mayor beneficio obtienen de los mismos. Y por supuesto, las que mejor son capaces de competir con las grandes empresas.

Para muestra un botón: os dejo 5 estrategias de bajo presupuesto para Pymes para demostrarlo.

Casos de éxito de pequeñas empresas españolas que compiten contra las grandes, y ganan

Existen numerosos ejemplos de pequeñas empresas que han logrado competir e incluso superar a las grandes empresas gracias al marketing digital.

  1. Hawkers: Esta empresa de gafas de sol nació en 2013 y ha logrado convertirse en una de las marcas líderes en el mercado español. Su éxito se basa en un modelo de negocio online, una fuerte presencia en las redes sociales y una estrategia de marketing digital muy efectiva.
  2. El Ganso: el capital con el que se fundó salió de la venta de los coches particulares de los fundadores y de una aportación de AJE. Así nació en 2006 y gracias a los diseños adecuados (y mucho, mucho trabajo), pudieron dar el salto a la internacionalización en 2011. Hasta el punto actual en el que cuentan con, aproximadamente, 160 tiendas distribuidas en Europa y Latinoamérica.
  3. Wallapop: Esta app de compraventa de artículos de segunda mano ha logrado convertirse en la plataforma líder en España gracias a su facilidad de uso, su gran comunidad de usuarios y una estrategia de marketing digital muy efectiva.
  4. Cabify: Esta app de transporte urbano ha logrado competir con las grandes empresas del sector gracias a su modelo de negocio flexible, su enfoque en la experiencia del cliente y una fuerte apuesta por el marketing digital.
  5. Glovo: Esta app de reparto de comida a domicilio ha logrado convertirse en una de las empresas líderes en el mercado español gracias a su amplia red de restaurantes asociados, su eficiente servicio de entrega y una estrategia de marketing digital muy efectiva.
  6. Typeform: Esta empresa española de software ha logrado convertirse en una de las plataformas líderes en el mundo para la creación de formularios online. Su éxito se basa en la calidad de su producto, su facilidad de uso y una fuerte apuesta por el marketing digital.

Estos son solo algunos ejemplos de pequeñas empresas españolas que han logrado competir con las grandes empresas gracias a la innovación, la especialización, la internacionalización y una apuesta por el marketing digital.

No es el grande quien se come al pequeño, sino el rápido al lento

Hemos visto algunos de los posibles caminos para competir con las grandes empresas. Se trata más de sentido común e imaginación (y un buen porcentaje de suerte), que de grandes presupuestos.

 

La imagen que acompaña al artículo (pequeña empresa pyme compite con las grandes)

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete a mi newsletter

    *Revisa tu email para confirmar la suscripción (no olvides mirar en tu carpeta de spam)

    Responsable: Tristán Elósegui, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en la plataforma de email marketing con la que trabajo: Brevo, Sociedad por Acciones Simplificada (Société par actions simplifiée), inscrita en el Registro Mercantil de París con el número 498 019 298 y con domicilio social en 7 rue de Madrid, 75008 Paris, France. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en tristan@tristanelosegui.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad

    Deja un comentario