Cómo Optimizar los Procesos Internos de tu Pyme para Ser Más Eficiente

Otro de los problemas recurrentes de una Pyme (y casi cualquier tipo de empresa), es la falta de tiempo. En este proceso de mejora continua vamos acortando tiempos y añadiendo más tareas y procesos nuevos. Como resultado, hagamos lo que hagamos, terminamos saturados.

Ni soy un experto en optimización de procesos para aumentar la productividad, ni pretendo serlo. Solo os quiero hablar de este tema desde la experiencia de muchos años trabajando con Pymes en los que he realizado este trabajo.

Os voy a hablar desde el sentido común. En el trabajo con las empresas toco casi todas las áreas de la empresa. Y mi objetivo es romper bloqueos y cuellos de botella. Los procesos internos con una de las primeras cosas que analizo para mejorar la eficiencia operativa.

Así que empecemos por el principio.

¿Qué es la Optimización de Procesos y por qué es Importante para tu empresa?

Antes de empezar a analizar las estrategias específicas para optimizar los procesos internos, es muy importante entender qué significa realmente la optimización de procesos y por qué es fundamental para el crecimiento de tu empresa.

La optimización de procesos se refiere a la revisión y mejora continua de los procedimientos y operaciones de tu negocio con el objetivo de aumentar la eficiencia, reducir costes y mejorar la calidad del producto o servicio que ofrecen.

Para una empresa, la optimización de procesos es básica porque te permite hacer más con menos recursos. Y esto en una Pyme es el capítulo 1 del manual de supervivencia.

Se trata de eliminar lo que no sirve para liberar tiempo y recursos para enfocarte en actividades que agreguen valor real a tu negocio.

Estrategias para Optimizar los Procesos Internos de tu Pyme

1. ¿Soy yo el problema?

Lo primero es mirarse al espejo para preguntarte si uno de los cuellos de botella eres tú mismo. Si eres gerente o directivo de una Pyme esto es de lo más habitual.  Estás acostumbrado a hacer de todo. Tus responsabilidades y funciones han ido creciendo conforme lo hacía la empresa. Y te has encontrado con que eres el “hombre orquesta”.

Como tal, estoy convencido que tienes más que identificadas dos o tres áreas en las que claramente la empresa tiene un problema. Áreas en las que probablemente no seas un experto, pero tienes que liderarlas. En este punto es un buena idea que te plantees la forma de profesionalizar esas áreas de tu empresa.

Empieza por estas áreas. No necesitas un consultor para que te diga lo que ya sabes. Llama a un especialista en el área concreta, contrata manos a además de neuronas y experiencia y ponte en marcha.

Ya sé que nunca es buen momento para empezar, pero algún día tendrás que dar el primer paso, ¿no?

2. Análisis de Procesos Internos Actuales

Lo siguiente es analizar el segundo nivel de procesos. Especialmente aquellos procesos ineficientes con alta recurrencia que podrían ahorrar tiempo y dinero a la empresa.

En el área de marketing algunos de los más típicos son:

  • Envío de newsletter.
  • Creación de contenido.
  • Análisis de datos y recomendaciones.

Pero esto aplica a todas las áreas de la empresa. Y podemos empezar por los más sencillos y evidentes. Buscamos especialmente de baja aportación de valor y/o claramente ineficientes. Algunos ejemplos son: contabilidad, atención al cliente, o seguimiento comercial.

Tras este análisis puedes tomar dos tipos de acciones:

2.1. Eliminación de procesos ineficientes

Elimina cualquier actividad o recurso que no agregue valor al producto o servicio final. Esto incluye tareas redundantes, procesos manuales innecesarios y exceso de inventario.

2.2. Automatización de Tareas

Este es el sueño de todo gerente. Automatizar. Pero debemos tener cuidado porque tiene trampa. Es verdad que hay herramientas que te permiten automatizar cosas en casi cualquier área de la empresa.

Pero atentos que, a veces, el proyecto se complica por tener un alcance demasiado grande. Y terminamos perdiendo el tiempo y el dinero. Es preferible proyectos asumibles, que proyectos inacabados.

Las áreas más comunes van desde la gestión de las oportunidades comerciales, del inventario, de la contabilidad o el servicio al cliente.

3. Establecimiento de Indicadores Clave de Desempeño (KPIs)

Como en todo proceso de optimización debemos definir las métricas que nos indiquen el efecto de los cambios en la organización y en el negocio.

4. Formación y Desarrollo del Personal

Todo este análisis y esfuerzo no tienen sentido si no son bien aceptadas por el personal. Para ello debemos explicar bien los beneficios del cambio para todos y formarles.

Optimizar los procesos internos de tu Pyme es fundamental para mejorar la eficiencia operativa y alcanzar el éxito empresarial. Al seguir las estrategias mencionadas anteriormente y comprometerte con la mejora continua, podrás hacer que tu negocio sea más ágil, competitivo y rentable.

Recuerda que la optimización de procesos es un proceso continuo y nunca termina. Mantente abierto a nuevas ideas y tecnologías que puedan ayudarte a mejorar aún más la eficiencia de tu empresa.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete a mi newsletter

    *Revisa tu email para confirmar la suscripción (no olvides mirar en tu carpeta de spam)

    Responsable: Tristán Elósegui, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en la plataforma de email marketing con la que trabajo: Brevo, Sociedad por Acciones Simplificada (Société par actions simplifiée), inscrita en el Registro Mercantil de París con el número 498 019 298 y con domicilio social en 7 rue de Madrid, 75008 Paris, France. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en tristan@tristanelosegui.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad

    Deja un comentario